Los altos niveles de desempleo en los Estados Unidos provocan incertidumbre económica

Ailbhe Hennigan mayo 08, 2020 0 Comentarios

Desde que comenzó la crisis sanitaria del coronavirus, los inversores se han visto abrumados por datos económicos negativos. En cierto modo, no se puede esperar que haya crecimiento económico cuando la gente pierde sus empleos y los negocios se ven obligados a cerrar. Ayer, los Estados Unidos revelaron que otros tres millones de personas habían solicitado las prestaciones de desempleo, mientras que siguen aumentando las reclamaciones.

Por desgracia, esto no ocurre solo en los Estados Unidos. En la zona euro, las proyecciones del PIB para el año en curso se han reducido de nuevo. De una estimación inicial del -5.5 % para 2020, la nueva revisión a la baja señala al -10.1 %. Sin embargo, 2021 se presenta con más optimismo, ya que el PIB ha sido revisado al alza hasta el 7.5 %. Pero tenemos que tener en cuenta que hay muchas variables en torno al coronavirus que todavía no conocemos.

Por ejemplo, en este momento, la revisión no contempla una segunda o tercera oleada de infecciones ni cuánto tiempo transcurrirá hasta que las economías funcionen a pleno rendimiento como lo hacían antes. Por lo tanto, los datos se abordan con cautela.

Hay quien se prepara para lo peor

Los bancos siempre están al frente de una crisis económica. Conocen el valor de sus balances generales y la proporción de préstamos dudosos (NPL, por sus siglas en inglés) que tienen.

A juzgar por los datos, los bancos han aumentado drásticamente las provisiones de crédito al igual que lo han hecho con los porcentajes de préstamos durante el primer trimestre de 2020. Si consideramos que la pandemia del coronavirus se intensificó en marzo, lo más probable es que esas medidas se hayan tomado durante ese mes.

Entre la multitud de bancos, destaca Barclays, seguido por el Santander y el Standard Chartered. En todo caso, esa es la forma en que los bancos se preparan para hacer frente a la ola de negocios en quiebra y a la gente que se vuelve insolvente.

Como siempre, hay cierto riesgo para cualquier negocio o línea de crédito. Por muy exhaustivo que sea el proceso de revisión para la concesión de un crédito, siempre existe el riesgo de que el prestatario no cumpla con sus obligaciones. De ahí que los bancos siempre incluyan en sus libros sus provisiones para préstamos incobrables.

Sin embargo, no contemplan algunos acontecimientos, como puede ser una pandemia. Cuando millones de personas pierden sus empleos, lo más probable es que los bancos sufran el efecto de la segunda ola, ya que no podrán cobrar los intereses de sus préstamos. A menos que el estado intervenga, tiene que haber una forma mejor de solucionar el problema de falta de liquidez. En esta ocasión, los gobiernos pueden intervenir y lo han hecho. No obstante, no pueden, y no lo harán, rescatar a todo el mundo, por la sencilla razón de que eso es imposible.

Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

La inversión es especulativa. Al invertir su capital está en riesgo. Este sitio no está destinado para su uso en jurisdicciones en las que las operaciones o inversiones descritas están prohibidas y solo deben ser utilizadas por dichas personas y en las formas legalmente permitidas. Es posible que su inversión no califique para la protección de los inversores en su país o estado de residencia, por lo que debe realizar su propia diligencia debida. Este sitio web es gratuito para su uso, pero es posible que recibamos una comisión de las compañías que presentamos en este sitio. Haga clic aquí para mas información.