Home > Noticias > Las ventas de viviendas nuevas en los Estados Unidos muestran un mercado inmobiliario saludable

Las ventas de viviendas nuevas en los Estados Unidos muestran un mercado inmobiliario saludable

25 junio, 2020 By Mircea Vasiu

El mercado inmobiliario de los EE.UU. es uno de los indicadores más importantes para valorar la salud económica del país. No es ninguna sorpresa que los operadores de todo el mundo vigilen de cerca la evolución de este mercado que marca los giros cíclicos de la economía de los Estados Unidos.

Por esta razón, no hay otro mercado inmobiliario en el mundo que los operadores e inversores estén ansiosos por comprender. El calendario económico está lleno de datos que muestran la evolución del sector, en el que las ventas de nuevas viviendas se configuran como publicaciones clave.

Los datos de ventas de nuevas viviendas en mayo de 2020 superan todas las expectativas

Ayer conocimos los datos del mes pasado y se superaron las expectativas en todas las mediciones: 676 000 viviendas vendidas a un interés anual ajustado, un 16.6 % por encima del mes de abril y un 12.5 % más que en mayo de 2019. Como este número se ajusta con la tasa anual, es importante recordar cómo se calcula, la cifra mensual se multiplica por doce.

Para las casas vendidas en mayo de 2020, el precio medio de venta fue de 317 900 dólares y la estimación ajustada estacionalmente de nuevas viviendas a la venta a finales de mes muestra una oferta de 5.6 meses al ritmo de ventas actual.

El creciente número de ventas de casas refleja la resistencia del mercado y la forma en que la población se está aprovechando del dinero barato que ha inundado la economía. Puesto que la Fed sigue manteniendo la flexibilización de la política monetaria, los intereses de las hipotecas son bajos y los bancos tienen abundante capital para prestar a los ciudadanos.

El mercado inmobiliario es un indicador clave porque la venta de una casa desencadena un efecto dominó en la economía local. Además de la hipoteca que vende el banco financiero, los corredores se llevan una comisión por la operación (por ejemplo, los agentes inmobiliarios), se venden muebles y electrodomésticos nuevos y así sucesivamente.

Los inversores están familiarizados con el importante papel que el mercado inmobiliario de los Estados Unidos tiene dentro de la economía global, ya que la gran crisis financiera 2008-2009 se originó precisamente en este mercado. Una vez que afectó a la economía de los Estados Unidos, las consecuencias en el sistema financiero de todo el mundo llegaron incluso a naciones que jamás habían imaginado que estaban relacionadas con el mercado inmobiliario estadounidense de alguna forma.

La venta de nuevas viviendas es solo un indicador de los muchos que reflejan la situación del mercado inmobiliario de los EE.UU. Las ventas de vivienda pendientes o los permisos de construcción completan la imagen de uno de los sectores más interesantes de la actividad económica en Estados Unidos.

Si se confirman los datos positivos de las ventas de nuevas viviendas de esta semana, la economía de los Estados Unidos habrá mostrado signos de recuperación sólidos mucho antes de lo que se había pensado en un principio.