Home > Noticias > Las ventas al por menor de mayo en los Estados Unidos han superado por mucho las expectativas

Las ventas al por menor de mayo en los Estados Unidos han superado por mucho las expectativas

17 junio, 2020 By Mircea Vasiu

Enorme sorpresa en el frente económico de los Estados Unidos: las ventas al por menor han superado todas las expectativas al subir más de un 17 % en mayo de 2020, dejando atrás incluso las previsiones más optimistas.

Por una vez, parece que el estímulo económico ha ofrecido la respuesta correcta por parte del consumidor, ya que finalmente el gasto ha aumentado.

Esta es otra recuperación en forma de V después de conocer a comienzos de esta semana los datos del Índice Manufacturero Empire State de operaciones financieras y comerciales. No es de extrañar que las ventas al por menor en tiendas no físicas hayan superado a los operadores minoristas tradicionales, ya que la economía de los Estados Unidos estuvo en modo bloqueo durante la mayor tiempo del mes en cuestión.

Implicaciones de una recuperación en forma de V en los números de ventas al por menor

Analicemos los números por un segundo. Se esperaba que el índice de Ventas al por Menor de la Gestión de Operaciones Manufactureras (MoM, por sus siglas en inglés) subiese un 7.9 %. En su lugar, ha crecido hasta un 17.7 %. Al hacerlo, ha establecido un nuevo récord si lo comparamos con la última gran sorpresa de octubre de 2009 (justo en medio de la gran crisis financiera). Además, los datos de abril también han sido revisados al alza, desde -16 % a un -14.7 %.

Una rápida mirada al informe revela otros aspectos importantes. Los minoristas de tiendas no físicas han experimentado el mayor salto de un año a otro, seguidos de los materiales de construcción. La ropa, la comida y las bebidas han sido los sectores que más han caído.

Los inversores prestan especial atención al llamado grupo de control, que se usa para el cálculo del PIB. Los analistas suelen considerarlo como un indicador más fiable de la demanda subyacente por parte de los consumidores y lo cierto es que ha doblado las previsiones. Además, las ventas minoristas ex vehículos han pasado al 12.4 %, superando fácilmente la estimación del 5.5 %.

El consumidor es el pilar del crecimiento económico sostenible. Por lo tanto, el gasto del consumidor es uno de los indicadores económicos al que se presta mayor atención, ya que marca la pauta para lo que el banco central hará a continuación.

Un mayor gasto por parte de los consumidores, tal y como sugiere la fuerte subida de las ventas al por menor, implica una presión alcista sobre la inflación. Esto, a su vez, conduce a expectativas de inflación más altas, lo que lleva al banco central a considerar la puesta en marcha de su política de objetivos de inflación. Dado que casi todos los bancos centrales tienen un mandato de fijación de objetivos de inflación, cualquier dato que apunte a que esta camina hacia el objetivo se considera como resultado de una política monetaria con éxito.

¿Retirará la Fed el estímulo ahora que las ventas al por menor han rebotado? Lo más probable es que no lo haga. Pero los datos muestran que la Fed sabe qué hacer para reanimar la economía y sacarla de la recesión. En cualquier caso, los datos de las ventas al por menor de ayer han validado las recientes medidas de la Fed, muy necesarias, especialmente cuando se aplican políticas monetarias no convencionales.