Home > Noticias > Las ventas al por menor de agosto en Estados Unidos no cumplen con las expectativas

Las ventas al por menor de agosto en Estados Unidos no cumplen con las expectativas

17 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

Las ventas mensuales al por menor en Estados Unidos, referidas al mes de agosto de 2020, han decepcionado. El mercado esperaba un incremento del 1 % y, en su lugar, solo se alcanzó el 0.7 %. En estos casos, la culpa suele recaer en los datos estimados o las expectativas. Si el valor esperado no es realista, entonces es fácil que el real difiera de la previsión. Por esta razón, siempre es mejor interpretar los datos reales con respecto a la publicación anterior.

Si lo hacemos así, las noticias son aún peores por dos motivos diferentes. En primer lugar, los datos previos han sido revisados a la baja. En segundo lugar, el aumento del 0.7 es casi la mitad del crecimiento del 1.3 % recogido en los datos anteriores. Por lo tanto, las ventas básicas al por menor se están ralentizando y eso nunca es una buena señal para una economía, mucho menos para una que está en proceso de recuperación.

¿Qué hacer con los datos de las ventas al por menor de agosto en los EE.UU.?

El mayor problema es que los datos de las ventas al por menor muestran la salud del consumidor estadounidense. Este aspecto es crucial para la recuperación económica y una caída en el gasto solo puede significar dos cosas y ambas con implicaciones negativas.

Una es que el consumidor no dispone de dinero para gastar. Podemos suponer que, después de que terminase el estímulo fiscal en los Estados Unidos, mucha gente se ha encontrado en una situación difícil para llegar a fin de mes, ya que el desempleo sigue afectando a millones.

Otra es que puede que la tasa de ahorro haya aumentado. Esto podría compensar parcialmente el primer argumento, pero plantea una amenaza real para la política monetaria que ha fijado la Fed. Mientras que la Reserva Federal se ha comprometido en una política de flexibilización monetaria para estimular la economía, una mayor tasa de ahorro significa poca o ninguna velocidad del dinero. Por lo tanto, si el dinero no se mueve, la economía tendrá dificultades para obtener un buen rendimiento.

Y si seguimos hablando de la Fed, en la reunión de ayer del FOMC y en la conferencia de prensa que siguió a continuación, transmitió un importante mensaje. Durante la conferencia de prensa, Powell reiteró en muchas ocasiones que es probable que la economía de los EE.UU. necesite un mayor estímulo en forma de cheques enviados directamente a la población. Si bien no lo afirmó taxativamente, dio a entender que es un estímulo por parte del Congreso de los EE.UU. que la Fed contempla en sus previsiones para el futuro.

No es difícil de imaginar si consideramos que la pandemia sigue ahí, viva y coleando. Por lo tanto, se espera una recuperación del gasto de los consumidores en los próximos meses y los datos de las ventas al por menor deben ser los primeros que la confirmen.