Home > Noticias > Las solicitudes iniciales de prestación por desempleo mejoran de forma significativa

Las solicitudes iniciales de prestación por desempleo mejoran de forma significativa

23 octubre, 2020 By Mircea Vasiu

El jueves es el día en que los economistas y operadores echan un vistazo a las solicitudes iniciales y continuadas de prestación por desempleo en los Estados Unidos.

Ayer, ambos números mejoraron de forma significativa, lo que ha provocado el optimismo y la creencia de que la economía más grande del mundo se está recuperando más rápido de lo que se pensaba. Antes de entrar en detalles, vale la pena recordar que los datos que se presentan cada jueves se refieren a la semana que finalizó el domingo anterior.

Por primera vez desde la pandemia del coronavirus, las solicitudes iniciales de prestación por desempleo han caído a 787 000 desde los 842 000 que se habían registrado una semana antes. Y lo que es más interesante, las solicitudes continuadas también han bajado a 8.383 millones desde los 9.397 millones. En otras palabras, más de un millón de estadounidenses se eliminaron de las listas de solicitudes de prestación por desempleo en la semana anterior, un hito digno de mención.

Aun así, son tiempos difíciles para muchos desempleados estadounidenses

A medida que el invierno llega al hemisferio norte, el coronavirus se extiende incluso más deprisa. Los países europeos se están enfrentando a un número increíblemente alto de nuevas infecciones y se espera que la segunda ola alcance también pronto a los Estados Unidos.

A pesar de la mejoría que indican los números de las solicitudes tanto iniciales como continuadas, veintitrés millones de personas todavía están en las listas de solicitud de alguna clase de ayuda por desempleo. Es más, las solicitudes iniciales todavía están cinco veces por encima del nivel anterior a la crisis.

Del mismo modo, si echamos un vistazo al programa PEUC (por sus siglas en inglés, Compensación de Desempleo por Emergencia Pandémica) que incluye solicitudes de ampliación de beneficios, vemos que el número ha crecido desde los 2.79 millones a los 3.3 millones. Esto borra una gran parte de la buena noticia que recoge el titular sobre las solicitudes continuadas.

En concreto, una cifra importante de los que han salido de las listas de solicitudes continuadas ha solicitado la ampliación de los beneficios, una forma de ayuda de desempleo. Si hacemos unos cálculos rápidos, vemos que casi la mitad de los que han dejado las listas de solicitudes continuadas han solicitado esa ampliación de beneficios. Por lo tanto, tenemos otra prueba de que, a la hora de interpretar los titulares, se necesita escarbar un poco en los datos para tener una visión completo de lo que está ocurriendo.

Sin embargo, hay cosas positivas en el informe de ayer. Por ejemplo, el informe incluye a California junto con las revisiones de las estimaciones de los llamados «estados dorados». Estos números no estaban en el informe anterior y el hecho de que las solicitudes iniciales hayan caído a pesar de incluir a California es una noticia bastante buena.

Si miramos hacia adelante, está claro que el país (y la economía) necesita algún tipo de ayuda. Puede que venga en forma de estímulo fiscal o expansión monetaria o ambos. Pero, ¿van a esperar primero los políticos a que pasen las elecciones en los Estados Unidos?