Home > Noticias > Las pequeñas empresas de los Estados Unidos van a enfrentar un período difícil a partir de ahora

Las pequeñas empresas de los Estados Unidos van a enfrentar un período difícil a partir de ahora

29 junio, 2020 By Mircea Vasiu

Los operadores suelen ver la economía de los Estados Unidos a través de los ojos de las principales corporaciones, conocidas por sus productos y servicios. Sin embargo, es un gran error no considerar a las pequeñas empresas cuando se quiere comprender el formato de la economía.

En los Estados Unidos, los pequeños negocios forman un sector económico poderoso y dan empleo a decenas de millones de personas. Por desgracia, en solo cuatro meses, la COVID-19 ha colocado a más de un millón y medio de empresas en riesgo de cierre permanente.

Los sectores que corren más riesgo

No todos los sectores de la pequeña empresa presentan el mismo riesgo, pero el impacto de la pandemia se ve en todas partes. La crisis sanitaria del coronavirus ha afectado de forma muy negativa a los negocios de servicios de hostelería y alimentación, minería, petróleo y gas, servicios educativos y artísticos, entretenimiento y ocio.

Otros sectores, como los servicios públicos o la construcción, se han enfrentado mejor a la crisis hasta el momento, ya que su actividad se ha visto afectada de forma más leve.

Debido a su importancia para la economía de los Estados Unidos, apoyar al sector de la pequeña empresa es vital tanto para la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) como para el propio gobierno estadounidense. El cierre permanente de pequeñas empresas creará un desempleo más duradero que los despidos temporales.

Además, los datos de anteriores recesiones muestran que la gente que perdió sus puestos de trabajo ganó casi un 20 % menos en su nuevo empleo y las mujeres fueron las más afectadas, con mucho, por la presión de los salarios. Las minorías, los inmigrantes y las mujeres son una parte importante de las pequeñas empresas y forman la columna vertebral de muchas comunidades. Por ejemplo, el 90 % de los estadounidenses visita una pequeña empresa todos los meses.

El verdadero desafío es cómo se posicionarán las pequeñas empresas ante el cambio de comportamiento del consumidor provocado por la crisis del coronavirus. Por ejemplo, las pequeñas empresas de hostelería, servicios de alimentación y educación tienen un problema difícil de resolver debido a las normas de distanciamiento físico surgidas a raíz de la pandemia.

Por supuesto, algunos negocios no sobrevivirán. Un estudio realizado por la Fed y concluido a finales de 2019 mostraba que solo el 35 % de las pequeñas empresas de los Estados Unidos gozaban de buena salud. El resto estaban en riesgo de cierre en caso de producirse un problema en los ingresos. Y se produjo.

Como economía capitalista que es, los Estados Unidos se adaptarán y avanzarán. No obstante, la salida de la actual crisis económica es más fácil si se cuenta con un sector fuerte de pequeñas empresas y ahora necesita toda la ayuda que se le pueda dar.

El gobierno de los Estados Unidos y la Fed han hecho un buen trabajo hasta ahora al proporcionar un cierto alivio financiero a las pequeñas empresas. La pregunta es la siguiente: ¿cuánto tiempo van a necesitar ayuda?