Home > Noticias > Las ofertas de trabajo del índice JOLTS van a peor

Las ofertas de trabajo del índice JOLTS van a peor

10 junio, 2020 By Mircea Vasiu

Esta semana, la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos ha publicado los datos del índice JOLTS (Job Opening and Labor Turnover) de abril 2020. Aunque muchos lo consideran un índice económico secundario fuera de los Estados Unidos, los operadores lo siguen de cerca para obtener información sobre el mercado laboral y lo que hace la Fed para cumplir con su mandato de lograr un empleo máximo.

Los datos han sido particularmente relevantes al interpretarlos a la luz de los números históricos de la publicación del NFP el pasado viernes. Si bien el índice JOLTS de ayer se refiere al mes de abril, ayuda a entender mejor las condiciones del mercado laboral anteriores a la publicación del NFP sobre mayo.

Casi un millón menos de puestos de trabajo en abril

El entusiasmo provocado por los datos de mayo del NFP publicado el pasado viernes (el mayor aumento en las cifras de puestos de trabajo desde que se registran datos) ha desaparecido rápidamente: el mercado de divisas ha devuelto todas las ganancias y aún más. Los pares USD/JPY, EUR/USD, GBP/USD y AUD/USD han revertido las ganancias del viernes pasado al hacerse obvio que los datos contenían múltiples errores.

Por lo tanto, el foco se ha desplazado a los datos de empleo secundarios con la intención de arrojar un poco de luz sobre la situación real del mercado de trabajo en los Estados Unidos. En el último día del mes de abril, el número de ofertas de empleo cayó en 5 millones, con una tasa de vacantes sin apenas variación del 3.7 %. Los mayores descensos se registraron en el comercio minorista, la salud y la asistencia social, pero también en los servicios profesionales y empresariales.

Sin embargo, el número de puestos de trabajo aumentó en las industrias de producción de bienes, como la manufactura y la construcción, lo que confirma que la reapertura comenzó primero en estos dos sectores. No obstante, es preciso atenuar cualquier entusiasmo, ya que las ofertas de trabajo han caído un 28 % en los últimos dos meses debido a los retos provocados por la pandemia del coronavirus. A modo de comparación, podemos decir que, durante la gran crisis financiera 2008-2009, las ofertas de empleo tardaron dieciocho meses en alcanzar un descenso similar.

Una vez más, los operadores deben acercarse a los datos con cautela. La pandemia del COVID-19 ha influido en la forma en que se recogen los datos y afecta la tasa de respuesta: en abril, la tasa cayó al 44 % desde una media del 54 % anterior a la pandemia.

En conjunto, en los últimos doce meses que finalizaron en abril de 2020, la pérdida neta de empleo ascendió a 13.9 millones, incluidas las personas que puede que hayan sido contratadas o que hayan perdido su trabajo más de una vez a lo largo del año.

Cuando el número de contrataciones es menor que el de los que pierden su trabajo (separaciones), el empleo cae. Hasta que esa situación no cambie, la Fed va a tener que hacer un esfuerzo extraordinario para cumplir con su mandato de alcanzar el máximo empleo.