Home > Noticias > Las ganancias de Netflix decepcionan: los inversores venden las acciones

Las ganancias de Netflix decepcionan: los inversores venden las acciones

22 octubre, 2020 By Mircea Vasiu

Netflix ha pasado por una magnífica racha de ganancias desde que se transformó en empresa pública hace ya algunos años. Ha devuelto más del 1,880 % a sus inversores, uno de los pagos de dividendos más impresionantes en una década.

Puesto que la pandemia ha forzado a la gente a pasar más tiempo en casa, Netflix ha subido aún más. Después de todo, los consumidores pasan más tiempo en línea y la red de transmisión se beneficia de ello.

Es más, ha invertido mucho en sus propios programas de televisión en los últimos años y los resultados han sido buenos. El futuro no se presenta mal y las ganancias del tercer trimestre muestran una imagen saludable de la compañía.

Entonces, ¿por qué han vendido las acciones los inversores?

Detalles sobre las ganancias de Netflix en el tercer trimestre

El número de miembros de pago ha crecido un 25 %, ya que la compañía ha sumado 2.2 millones de nuevas suscripciones en el tercer trimestre. Este dato es uno de los que más han decepcionado en el informe, ya que 2.2 se ha quedado corto ante los 2.5 millones que había ofrecido Netflix en su previsión anterior.

El crecimiento neto de las suscripciones pagadas también se ha ralentizado. Esto también era, en cierto modo, previsible, pero su tamaño ha cogido a los mercados por sorpresa: casi tres veces en comparación con el mismo período de 2019. Y todo esto ocurre en un contexto en el que la compañía ha añadido más miembros nuevos a la red en los primeros nueve meses del año si lo comparamos con el mismo período del año anterior.

Sin embargo, el solo hecho de sumar miembros no significa automáticamente que se transformarán en clientes de pago de larga duración. Una cosa es atraer nuevas suscripciones y otra muy distinta retener las ya existentes. Por lo tanto, la tasa de retención es tan importante como la tasa de atracción de nuevos miembros.

Mientras parece que la baja suma de nuevas suscripciones puede ser la razón por la que los inversores se están deshaciendo de sus acciones, el tercer trimestre también ha aportado ciertos resultados impresionantes. Por ejemplo, una fuerte posición de flujo de caja libre. Esto es decisivo para una empresa que se centra en el crecimiento y la producción de su propio contenido, ya que se puede autofinanciar en ambos casos.

Como un servicio de entretenimiento mediante transmisión en red, Netflix se ha tenido que enfrentar a una fuerte competencia últimamente. Disney+ es el último gigante que se ha incorporado a la industria de los servicios de transmisión en línea y quizá sea eso una posible explicación para el bajo número de nuevas suscripciones de Netflix en el tercer trimestre.

A los analistas todavía les gusta Netflix. El principal motivo es esa posición de flujo de caja libre extraordinariamente fuerte, algo de lo que muchas compañías no pueden presumir en los últimos tiempos. En otras palabras, los analistas prefieren olvidarse de la cuenta de suscriptores y centrarse en el flujo de caja libre de la compañía.

¿Harán lo mismo los inversores?