Home > Noticias > La visión a largo plazo: el mercado de valores de los EE.UU.

La visión a largo plazo: el mercado de valores de los EE.UU.

18 mayo, 2020 By Mircea Vasiu

La crisis de la pandemia del coronavirus ha provocado la caída del 30 % del mercado de valores de EE.UU. más rápida en la historia. Aferradas al miedo, muchas voces pidieron que el mercado se cerrase, al igual que hicieron otras economías que se inclinaron por el modo de bloqueo en todo el mundo.

En tiempos de crisis, es bueno volver la vista atrás y analizar cómo se ha comportado el mercado de valores en otras ocasiones. A juzgar por el gráfico anterior, la caída provocada por el coronavirus es solo un bache más en el camino si la consideramos desde una perspectiva a largo plazo.

Un mercado en alza en una década llena de crisis

Después del colapso de Lehman en 2009, la industria financiera cambió completamente. Se dictaron nuevas normas en los Estados Unidos destinadas a proporcionar más seguridad a los inversores.

A pesar de haber tenido que lidiar con algunas crisis de diferentes tipos a lo largo de su historia, el mercado de valores de los Estados Unidos siempre ha mostrado su capacidad para continuar creciendo. La crisis de la deuda de la UE en 2012 no fue suficiente para disuadir un crecimiento a largo plazo. Tampoco los mercados emergentes frenaron el colapso de los productos básicos; por no mencionar la guerra comercial entre los Estados Unidos y China y que viene ocupando los titulares durante la mayor parte del tiempo de la administración Trump.

Sin embargo, a pesar de la asombrosa resistencia del mercado de valores de los Estados Unidos, ninguna de las crisis mencionadas anteriormente fue provocada por una pandemia mundial. Las economías siguieron funcionando y la vida no se vio interrumpida de la forma en que lo ha hecho hoy en día. Por lo tanto, la crisis del coronavirus puede tener implicaciones futuras en el avance del rendimiento total del mercado.

El repunte desde los valores mínimos ha sorprendido a muchos inversores. Los que temieron comprar cuando los precios estaban en caída libre sienten ahora que se han quedado fuera y se han perdido algo importante. El FOMO hace que el mercado en general suba, pero no solo eso.

La composición de los índices bursátiles cambia con el tiempo. Lo que resulta interesante es que hoy en día el S&P500 presenta el valor más reducido de los alcanzados a lo largo de toda una generación.

AT&T dominó los años 60; IBM, la mayoría de los 70 y 80, y Exxon lo hizo durante la crisis financiera del 2008. Una mirada más cercana a los componentes de hoy revela que Apple y Microsoft han dominado los índices durante la pasada década.

A medida que la crisis del coronavirus obliga al mundo a recurrir aún más a la infraestructura en nube, al entretenimiento por suscripción y a las soluciones de comunicación por vídeo, las dos empresas (y muchas otras pertenecientes al mismo sector) representan el mercado tal y como lo conocemos hoy día. Dicho de otro modo, la sorprendente resiliencia del mercado de valores frente a la mayor conmoción de nuestra vida no debería resultar tan extraordinaria después de todo. Si estas compañías lo estaban haciendo bien antes de la crisis, están preparadas para esforzarse y seguir adelante.