Home > Noticias > La reducción de la liquidez del dólar influye en el flujo de divisas

La reducción de la liquidez del dólar influye en el flujo de divisas

22 junio, 2020 By Mircea Vasiu

Desde que comenzó la crisis sanitaria de la COVID-19, los bancos centrales de todo el mundo han inundado los mercados con dinero nuevo para ayudar a la población y a las empresas a enfrentarse a los nuevos desafíos. Sin embargo, ningún banco central ha sido tan proactivo como la Fed hasta el momento.

Las líneas swap del dólar estadounidense, junto con el fuerte aumento en su programa de flexibilización cuantitativa, han sido suficiente para crear liquidez masiva en dólares, lo que ha ayudado a los mercados financieros a aliviar la tensión. Sin embargo, la liquidez del USD se está reduciendo rápidamente, a pesar de las medidas de la Fed.

Dos factores influyen en la liquidez del USD

Por una parte, la Fed tiene la capacidad de crear dinero nuevo mediante impresión digital. El proceso, conocido como flexibilización cuantitativa, implica la compra de bonos de los Estados Unidos en un esfuerzo por reducir los rendimientos.

Por otra, el Tesoro de los Estados Unidos se encuentra, de repente, con un montón de USD. Si la velocidad con que el Tesoro acumula dinero excede el ritmo de impresión de la Fed, el efecto neto es una disminución de la liquidez del dólar estadounidense.

Para un operador de divisas, es importante entender todas las facetas de la política monetaria. Si bien es cierto en muchos otros casos, la impresión de USD por sí sola no es suficiente para debilitar la moneda. Puede funcionar en el caso de otros bancos centrales, pero el USD es la moneda de reserva mundial y aspectos como el flujo comercial juegan un importante papel en el equilibrio entre oferta y demanda.

Dicho de otro modo, mientras que la Fed ha ampliado su balance (USD negativo), el comercio mundial se ha reducido a un ritmo rápido (USD positivo) en el último mes. Además de eso, el Tesoro se ha encontrado con más de 1.5 billones de dólares que no se han utilizado todavía. Si la emisión del Tesoro continúa superando la impresión digital de dinero por parte de la Fed y el comercio mundial mejora (como debería ocurrir debido al repunte de la actividad económica), tenemos las condiciones perfectas para una subida del dólar estadounidense en un futuro inmediato.

Por supuesto, hay muchas variables en juego y las operaciones comerciales basadas en el análisis fundamental nunca son tan fáciles. Debido a las elecciones presidenciales que tendrán lugar en noviembre de este año, no deberíamos descartar que el Tesoro libere los fondos en la segunda mitad del año en un esfuerzo por impresionar a los votantes.

Semejantes macrotemas necesitan tiempo para desarrollarse. Cualquier posición, desde una perspectiva fundamental, tiene sentido en el contexto de un horizonte de inversión a varios meses que debería ir más allá de las elecciones en los Estados Unidos.