Home > Noticias > La recuperación del mercado laboral de los EE.UU. carece de impulso

La recuperación del mercado laboral de los EE.UU. carece de impulso

3 julio, 2020 By Mircea Vasiu

El día de ayer se centró en los datos de empleo de los Estados Unidos. Debido al festivo nacional del 4 de julio, el informe del NFP (Nóminas no Agrícolas) se publicó un día antes de lo habitual, un jueves en lugar de un viernes.

El NFP se publica mensualmente, todos los primeros viernes de mes, y hace referencia a la creación de puestos de trabajo en el mes anterior en los Estados Unidos, en todos los sectores, con excepción del agrícola. Pero este informe no es el único que muestra la situación del mercado laboral. Cada jueves, el informe de las solicitudes iniciales y continuadas de prestación por desempleo da idea del número de personas que han solicitado dichas prestaciones la semana anterior.

Esta semana, ambos informes se publicaron el mismo día y a la misma hora. Sin embargo, los datos se refieren a dos cosas diferentes.

Trece semanas consecutivas con menos solicitudes de prestaciones por desempleo

Las solicitudes iniciales de prestación por desempleo han caído por trece semanas consecutivas y alcanzaron los 1.427 millones en la semana que terminó el viernes pasado. Podemos considerarlo una asombrosa mejora si partimos de los casi 10 millones de personas que solicitaron las prestaciones por desempleo en las dos primeras semanas de la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, si tenemos en cuenta que cada semana los Estados Unidos mandan un millón y medio de personas al paro, no hay ninguna señal de crecimiento económico, antes bien, debilidad. Además, el aumento de empleo sigue siendo desigual. La raza, e incluso el género, juegan un importante papel en la tasa de desempleo, ya que hay muchas discrepancias entre los trabajadores de color, los hispanos y los blancos.

Otro aspecto que hay que considerar es el hecho de que, durante las últimas tres semanas, el número de personas que solicitaron las prestaciones por desempleo se ha mantenido relativamente estable, aunque alto. El promedio de las últimas cuatro semanas de las personas que solicitaron las prestaciones es de 1.5 millones y la pregunta es si la economía será capaz de recuperarse para que esta cifra vaya a menos.

Del mismo modo, el mercado esperaba un número más bajo (1.35 millones), lo que implica una decepción de unas cien mil personas adicionalmente. Si tenemos en cuenta que el informe del NFP acaparó toda la atención, ya que sus titulares indicaban una superación de las expectativas, esa decepción de la que hablábamos, el número mayor de solicitudes iniciales de prestación por desempleo, pasó desapercibida.

Por desgracia, esta semana los datos de las solicitudes continuadas no han acompañado a las iniciales. Solo cuando reunimos las dos piezas de la economía, podemos obtener conclusiones sobre el número real de personas que entran y salen del mercado laboral. Hasta entonces, únicamente podemos hacer conjeturas con cierta información.