Home > Noticias > La recuperación del dólar: ¿Durará?

La recuperación del dólar: ¿Durará?

25 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

En tiempos de crisis financiera y económica, los inversores buscan valores refugio. Por ello, compran oro, plata, Bitcoin y otros activos similares con la esperanza de que estas inversiones alternativas protejan su cartera de valores.

A largo plazo, suelen obtener los beneficios de la diversificación por la que han apostado. Sin embargo, en el corto plazo, no todo debe centrarse en las alternativas, sino en con qué se compran estas. Más precisamente, hablamos del USD.

El dólar muestra por qué no está en peligro de perder su status como moneda de reserva mundial

El oro ha alcanzado un nuevo récord este año. Sobrepasó los 2000 dólares por primera vez en su dilatada historia. La plata, por otro lado, ha triplicado su valor en un solo trimestre. Bitcoin ha recuperado el terreno perdido en marzo llegando a alcanzar los 12000 dólares.

¿Qué tiene todos estos activos en común? La moneda de reserva mundial: el USD.

A medida que la Reserva Federal ha imprimido más y más dólares poniendo la moneda a disposición e todos los bancos centrales que la necesitaban (por ejemplo, la Fed todavía tenía líneas de swap abiertas desde abril), la liquidez del dólar mejoró. Eso sí, la moneda se depreció.

Aquí es donde las cosas se ponen interesantes. El dólar empezó a caer, pues los inversionistas se alejaban de él y apostaban por otras alternativas. Algunos incluso diversificaron con otras monedas fiduciarias, como el EUR, el AUD o la GBP (todas ellas subieron bruscamente frente al dólar).

Sin embargo, en un entorno de riesgo, al menos algunas de estas alternativas deberían mantener su valor intacto (o, como mínimo, ser estables frente al dólar). Pero lo visto en los últimos días parece indicar que es el dólar el único refugio seguro, pues las acciones, los bonos del tesoro, el oro y la plata se han estado vendiendo.

En 2008, justo antes de la gran crisis financiera, el oro alcanzó un nuevo máximo histórico. Por primera vez, se negociaba por encima de los 1000 dólares. Muchos se apresuraron a afirmar que el oro subiría más a medida que la crisis se desarrollase. Pero sucedió lo contrario. La primera reacción del mercado fue encontrar seguridad y la encontró en el USD muy a pesar de que la crisis se había originado en los propios Estados Unidos.

Lo que siguió es muy similar a lo que estamos viendo a día de hoy. La Reserva Federal apostó por la flexibilización y abrió líneas de intercambio de liquidez. Esto hizo que el dólar se depreciase. Por ello, el oro alcanzó los 1900 $ en 2011, pero volvió a descender hasta los 1000 dólares en tan solo cinco años.

Esto demuestra que el oro es sí, una reserva de valor, pero que el USD, su contraparte, es el activo más buscando en tiempos convulsos.