Home > Noticias > La ratio deuda-PIB en los Estados Unidos alcanza niveles astronómicos

La ratio deuda-PIB en los Estados Unidos alcanza niveles astronómicos

Uno de los efectos colaterales de la pandemia de 2020 es el incremento de los niveles de deuda nacional. Esto va totalmente en la dirección opuesta a la de las unidades familiares. 

Por ejemplo, las familias incrementan sus niveles de deuda cuando son optimistas sobre el futuro y aumentan su tasa de ahorro cuando domina el pesimismo. En el caso de los gobiernos, va en la dirección contraria la mayoría de las veces.

Sin embargo, los gobiernos deberían verse como unidades familiares con sus gastos y sus ingresos. Si el gobierno entra en déficit (es decir, gasta más de lo que produce), debe financiarse con dinero prestado. O crear deuda, al igual que hacen las familias.

Sin embargo, el gráfico inferior muestra que los Estados Unidos, la mayor economía del mundo, ha creado deuda antes, durante y después de la crisis económica.

Consecuencias de elevar los niveles de deuda

Un país que entra en déficit no tiene otra opción que seguir emitiendo deuda nueva. Todo va bien mientras la economía pueda soportar el costo (es decir, el interés). Por lo tanto, una de las formas de medir la sostenibilidad de la deuda de un país es comparar el nivel de deuda con el Producto Interior Bruto (PIB). Este último refleja lo que el país ha producido en términos de bienes y servicios, en este caso, en un año.

Cuanto mayor sea la ratio deuda-PIB, más difícil será para un país responder por esa deuda. La credibilidad importa mucho llegados a este punto.

Imaginemos que la ratio deuda – PIB en los Estados Unidos sigue aumentando. Ha alcanzado un nivel próximo al 280 % en 2020 como respuesta a la pandemia. Si en algún momento, los Estados Unidos tienen un problema para responder por ella, los inversores en deuda de los EE.UU. perderán la confianza.

¿Cómo puede un país bajar los niveles de deuda? Una forma es lograr ser más productivo. Sin embargo, este es el camino difícil, ya que implica producir de manera más eficaz de modo que el PIB crezca más rápido de lo que lo hace la deuda. Como muestra el gráfico superior, desde 1981, ese no ha sido el caso en los Estados Unidos.

Otra forma es devaluar la moneda. Después de todo, si la deuda se ha emitido en la moneda local (en este caso, el USD), al devaluar esta, se hace más fácil responder por la deuda, ya que la autoridad monetaria tiene el control total de cuánto se imprime.

En resumen, el problema no solo está en las manos de los Estados Unidos, sino también en las de los titulares de deuda de ese país. Los Estados Unidos podrían dejar que el dólar se depreciase más y más y más.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Alt coin news

desuscribirse en cualquier momento

Una vez registrado, puede que recibas nuestras ofertas especiales vía correo electrónico. En ningún caso venderemos o compartiremos tu información con terceros de ninguna clase. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.