Home > Noticias > La noticia sobre una vacuna contra la COVID-19 llega justo a tiempo para los bancos alemanes

La noticia sobre una vacuna contra la COVID-19 llega justo a tiempo para los bancos alemanes

13 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

El anuncio el pasado lunes de que una posible vacuna de Pfizer-BioNTech tiene una efectividad mayor que la que se esperaba hizo subir el mercado de valores. De repente, tanto las empresas como los gobiernos pueden hacer sus planes más fácilmente.  

Empecemos por los gobiernos. Muchos países están enfrentándose a una segunda ronda de cierres durante este otoño. Sin embargo, los países que se han visto obligados a imponer esas medidas (por ejemplo, Francia, Alemania, Bélgica, Italia o España) lo han hecho de formas muy diferentes. Los cierres totales están fuera de toda discusión por una razón muy sencilla: no se puede mantener a la gente encerrada en casa por tiempo indefinido si no se tiene una perspectiva de cuándo va a acabar esta situación.

Solo que ahora parece que sí se ve el final: en el mejor escenario posible se prevé que algunos trabajadores de primera línea puedan recibir una vacuna probablemente a finales de este año o, a más tardar, en enero o febrero de 2021. Por consiguiente, los gobiernos lo tienen más fácil para venderle a la gente cierres incluso más duros ahora que hay un tiempo límite a la vista.

Las empresas también han dado la bienvenida a esta noticia tan deseada. Un estudio europeo realizado en los primeros meses del año preveía que más de la mitad de las pequeñas y medianas empresas europeas estarían en serio riesgo de quiebra en caso de que la pandemia se prolongase hasta el cuarto trimestre de 2021. Dicho de otro modo, esa era la fecha límite. Para un negocio, toda ayuda financiera que llegue de los bancos y los gobiernos es bien recibida. Sin embargo, lo que más necesitan las empresas son clientes, ya que sin ellos el negocio no tiene ningún sentido. Con la positiva noticia de una vacuna, los negocios recobrarán su razón de ser.

Buenas noticias para el sector de la banca europea

Tenemos que empezar con la gran crisis financiera de 2008-2009 y valorar el impacto de la crisis inmobiliaria en el sistema bancario del mundo desarrollado, especialmente en los EE.UU. y en Europa. Si bien los Estados Unidos recapitalizaron sus bancos tras la crisis, Europa no tuvo tiempo: en 2012, comenzaba la crisis de la deuda soberana. Así pues, los bancos europeos pasaron de una crisis a otra. Incluso podemos afirmar que el crecimiento económico hasta 2019 en Europa fue más bien escaso. Es más, el BCE lleva ya varios años con tipos negativos, lo que afecta a la rentabilidad de los bancos.

Por todo ello, el sector de la banca se ha mantenido frágil en todos los países europeos. Desde España a Alemania, desde Francia a Italia, los problemas son los mismos.

El sector bancario alemán, por ejemplo, está entre los más débiles de Europa. Uno de los mayores desafíos para este país (también en el caso de otros países europeos) es la incertidumbre provocada por las corporaciones insolventes. Un estudio llevado a cabo por el Bundesbank, la German Federal Statistics Office y el Deutsche Bank Research prevé que la insolvencia aumente en Alemania en los próximos dos años.

Sin embargo, eso era antes de la noticia sobre la vacuna. Irónicamente, una de las compañías involucradas en el gran avance medico es alemana (hablamos de BioNTech) y se ha beneficiado de una importante ayuda financiera por parte del gobierno alemán.

¡Ha sido un dinero muy bien gastado!