Home > Noticias > La NIRP (política de tipo de interés negativo) en los Estados Unidos: Nunca digas nunca

La NIRP (política de tipo de interés negativo) en los Estados Unidos: Nunca digas nunca

Con la tasa de los fondos federales anclada justo por encima del nivel cero y la Reserva Federal ya profundamente involucrada en programas no convencionales de política monetaria a gran escala (por ejemplo, QE), muchos inversores se preguntan cuándo se harán realidad en los Estados Unidos las tasas de interés negativas (NIRP). ¿Es posible siquiera pensar en eso?

Para empezar, parece improbable por numerosas razones. La primera es que la Fed siempre ha sugerido que la NIRP no es un tema que esté encima de la mesa para su debate, ni ahora ni en el pasado. Sin embargo, esto puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos siempre y cuando la Fed se vea golpeada por nuevas caídas económicas.

Otra razón es que el USD no es solo una moneda sin más, sino que se trata de la divisa de reserva mundial. Muchas naciones extranjeras deciden mantener una gran parte de sus reservas en dólares estadounidenses, lo que tiene enormes implicaciones para la tesorería de todo el mundo en el caso de que la tasa de los fondos federales caiga por debajo de cero.

Entre dos males, se prefiere la NIRP en los Estados Unidos

A medida que la Fed aumentaba los tipos en 2018 y 2019 desde cero a más del 2 %, se hacía cada vez más difícil para los mercados emergentes devolver su deuda. Como apunte, tenemos que decir que la mayor parte de la deuda del mundo se emite en USD, por lo que, cuando los intereses y el capital se devuelven años después, un USD más alto ciertamente empobrece más a los mercados emergentes

El USD, como divisa de reserva mundial, se encuentra en el corazón del sistema financiero internacional tal como lo conocemos. Uno de los primeros movimientos de la Fed durante la pandemia fue abrir líneas de swap en dólares en colaboración con otros bancos centrales de todo el mundo. Dicho de otra forma, proporcionó liquidez en dólares a nivel internacional.

La actual crisis sanitaria tiene el poder de desafiar hasta lo más profundo al sistema financiero tal como lo conocemos. A menos que el USD se pueda conseguir fácilmente y sea más barato según todos los estándares, el mundo no podrá hacer frente a la conmoción económica inducida por el coronavirus.

Las acciones de la Fed hasta el momento se han dirigido a la economía de los Estados Unidos, al seguir el lema «America First» («Primero, América»). Pasar el tipo de los fondos federales a un territorio negativo ayudaría a las economías emergentes más importantes, ya que la bajada implícita del dólar permite combatir mejor la crisis.