Home > Noticias > La libra esterlina se vende en todo el mundo: El Reino Unido viola intencionadamente el derecho internacional

La libra esterlina se vende en todo el mundo: El Reino Unido viola intencionadamente el derecho internacional

9 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

La libra esterlina (GBP, por sus siglas en inglés) está cayendo en picado. Ha sufrido a causa de los problemas del Brexit y ahora cae ante las noticias de que el Reino Unido tiene la intención de violar el derecho internacional en relación a dicho tratado.

Por supuesto, esto es algo que ha cogido por sorpresa al mercado. Con excepción del par cruzado EUR/GBP, que rebotó desde mínimos un par de días antes del fin de semana, la GBP ha comenzado a bajar desde el lunes. Para tener una idea del impacto, recordemos que, la semana pasada, el par GBP/USD llegó a estar cerca del 1.35 y ahora se cotiza en el área del 1.29. La misma debilidad se ve en todos los pares de la GBP, lo que refleja la respuesta de los mercados financieros a una de las cosas menos británicas de la historia reciente.

¿Qué ha ocurrido exactamente? ¿Por qué es malo para la GBP?

En el caso de que no se llegue a un acuerdo (cosa que, de repente, es altamente probable), el tratado que ya se había acordado mutuamente, el llamado Protocolo de Irlanda del Norte, será denunciado unilateralmente. Esto socava la credibilidad del Reino Unido y pone a la UE en una difícil situación cara al futuro.

Podría muy bien ser parte de las negociaciones para conseguir que el Brexit se haga. Pero la forma de hacerlo implica problemas para el futuro del Reino Unido. Con toda seguridad, es poco probable que la UE se levante de la mesa de negociaciones. Lo que sí es probable es que ya no haya confianza entre las dos partes y que se siente un precedente.

Como siempre, los mercados financieros son los primeros en reaccionar y en mirar hacia adelante tras los recientes acontecimientos. El problema es que la decisión del Reino Unido viola el derecho internacional, algo con lo que uno no debería jugar a menos que haya un fuerte deseo de aislarse del mundo.

Pero 2020 no hace más que darnos sorpresas. Después de la elección de Trump en los Estados Unidos, las políticas de proteccionismo estadounidenses aislaron al país del resto del mundo. Después, el impacto del coronavirus sobre la globalización lo empujó aún más en la misma dirección. El Reino Unido se arriesga a un destino similar, pero se aislará de su mayor socio comercial (y vecino).

Otro problema es que el Reino Unido sabe exactamente lo que está haciendo. Sí, nadie en el Reino Unido niega la violación del derecho internacional. Pero si esta es la manera en que se comporta un país desarrollado, no debería sorprendernos que la libra esterlina se hunda, lo que afectará a los ahorros e inversiones de los hogares británicos.