Home > Noticias > La fortaleza del euro preocupa al BCE

La fortaleza del euro preocupa al BCE

24 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

Desde el estallido de la crisis sanitaria de la COVID-19, el euro ha estado en boca de prácticamente todos los inversores. Desde marzo, su tendencia alcista es evidente.

Pero donde más destaca el repunte es frente al USD. Este crecimiento en el par EUR/USD se ha detenido cerca del 1.20, pero parece ser una consolidación momentánea antes de seguir camino. Otros pares del euro operan también al alza: el EUR/JPY se cotiza a 125, mientras que el EUR/GBP sigue a niveles de 0.90.

El BCE no parece estar demasiado contento con ello.

Los bajistas del euro esperan que el BCE haga algo

No sería la primera vez que el BCE actúa para detener la apreciación del euro. Durante las crisis económicas, la moneda fuerte actúa como una barrera para la recuperación, pues afecta a las exportaciones. Hasta ahora, la cotización de 1.20 ha actuado como el detonante de las intervenciones verbales del BCE.

Si echamos la vista atrás, el BCE insinuó ya en 2017 que el euro estaba demasiado fuerte. En ese entonces, el alza en el cruce EUR/USD había sido disparado por la elección de Macron en las presidenciales de Francia.

Fue un lunes cuando el euro se disparó, ya que dichas elecciones tuvieron lugar durante un fin de semana. En esa ocasión, llegó a estar a 1.20 e incluso por encima semanas después. Esto abrió una brecha preocupante.

En ese momento, algunos miembros del Consejo de Gobierno del BCE mostraron sus reticencias ante un euro fuerte. Posteriormente, uno de los miembros más influyentes del organismo en ese momento, Benoît Cœuré, señaló que un euro fuerte podía pesar sobre la inflación. En resumen, el EUR/USD alcanzó un máximo de 1.25, pero fue bajando con el paso de los años a la zona del 1.05.

Si volvemos a 2020, debemos asumir que muchas cosas han cambiado. Primeramente, ni Draghi ni Cœuré forman ya parte del BCE. Draghi no subió los tipos de interés del euro durante sus ocho años de mandato.

Por otro lado, Europa vive un fuerte impulso debido al Plan de recuperación para Europa, el Pacto Verde Europeo y el anuncio de emisión de deuda conjunta. Debido a ello, el dinero ha comenzado a llegar a Europa procedente de todas partes, ya que los inversores de todo el mundo buscan rendimientos, no importa dónde. Para comprar activos europeos, uno debe tener euros, lo que explica en gran medida la situación de los cruces de la moneda común.

Desde una perspectiva técnica, le tendencia alcista del EUR/USD parece inalterable. La corrección desde el máximo de 1.1965 es solo eso, una corrección. A menos que retroceda por debajo de 1.15, las predicciones apuntan a que volverá a probar la resistencia del 1.20 (es ahí cuando el BCE, seguramente, despliegue todas sus armas para frenar el rally).