Home > Noticias > La Fed empieza a comprar bonos corporativos

La Fed empieza a comprar bonos corporativos

16 junio, 2020 By Mircea Vasiu

Un lunes más y otra sorpresa de la Fed: ha anunciado que la actualización de la Línea de Crédito Corporativo del Mercado Secundario (SMCCF, por sus siglas en inglés) va a incluir la compra de bonos corporativos. El anuncio ha provocado una subida en el mercado de valores de los Estados Unidos, en concreto del DJIA en más de dos mil puntos desde el mínimo de los futuros en posiciones overnight.

Curiosamente, el anuncio llega, una vez más, un lunes. Hace una semana, todavía al comienzo del tiempo de operaciones, la Fed anunció nuevas condiciones para que las pequeñas y medianas empresas pudieran acceder de forma más rápida a los fondos. Dos días después, la conferencia de prensa del FOMC ofreció más detalles y, ahora, después de otros dos días de operaciones, la Fed anuncia más medidas de flexibilización.

¿Qué va a hacer en realidad la Fed?

Lo que la Fed planea es extender los préstamos de emergencia a las grandes corporaciones. Solo que, esta vez, el enfoque no exigirá que las empresas busquen fondos directamente. En su lugar, la Reserva Federal creará un índice de bonos corporativos de los EE.UU. basado en las empresas que reúnan los requisitos.

Se trata de un enfoque único y plantea muchas preguntas. Por ejemplo, si la Reserva Federal es capaz de comprar bonos corporativos simplemente con la creación de un SPV (vehículo de propósito especial). ¿Cuánto tiempo tardará en tener un SPV que compre acciones directamente?

Muchos críticos argumentan que la única razón por la que el mercado de valores está en alza y amenaza con nuevos máximos (el Nasdaq ha marcado un nuevo máximo histórico durante la pandemia) es la actuación de la Fed. Por lo tanto, las voces sobre la manipulación del precio de las acciones y las valoraciones insostenibles critican el enfoque de la Reserva Federal.

Sin embargo, la idea detrás de la decisión de la Fed es mejorar aún más la financiación y el acceso al crédito para las empresas estadounidenses. Como consecuencia directa, se estimulará el crecimiento económico y, en última instancia, se cumplirá con uno de los pilares del mandato de la Fed: la creación de empleo. La compra de bonos comenzará hoy y BlackRock es la compañía encargada de las transacciones.

A través del programa SMCCF, la Fed va a comprar bonos corporativos de compañías estadounidenses calificadas como aptas para la inversión, pero también comprará bonos de compañías clasificadas como al menos BB-/Ba3 en el momento de la compra. El SPV se beneficiará de la financiación directa por parte del Departamento del Tesoro de los EE.UU. (75 mil millones de dólares), con 25 mil millones destinados a operaciones en el mercado secundario y 50 mil millones dedicados a operaciones en el mercado primario. La idea de la Fed es construir un amplio índice de mercado que haga un seguimiento de una variedad de bonos del mercado secundario, con una actualización constante para encontrar nuevos candidatos.

Como ya dijimos anteriormente, el mercado de valores subió ante el anuncio. Lo que resulta interesante es que el SPV, si bien financiado por el Tesoro de los Estados Unidos, en realidad, utiliza el dinero de los contribuyentes y lo entrega a empresas estadounidenses. Esto pasará a la historia como una de las decisiones más audaces jamás tomadas por la Fed.