Home > Noticias > La estimación sobre el IPC básico en la zona euro cae a mínimos históricos

La estimación sobre el IPC básico en la zona euro cae a mínimos históricos

2 octubre, 2020 By Mircea Vasiu

Esta es la semana del informe NFP y los participantes en el mercado siempre se preparan para recibirlo, ya que los datos de empleo en los Estados Unidos impulsan amplios movimientos en los mercados. Pero esta semana es diferente de otras al menos por dos motivos.

Uno es que el presidente de los Estados Unidos y la primera dama han dado positivo por COVID-19. Otro es que el IPC básico previsto para la zona euro ha caído a mínimos históricos.

Se había escrito tanto sobre los datos de hoy sobre la inflación que no han cogido a nadie por sorpresa. Es decir, a nadie salvo al BCE.

El problema ha surgido a raíz de la reunión anterior del BCE. Las proyecciones del personal mostraban una inflación mucho más alta, en total desacuerdo con lo que el mercado ya sabía.

Los datos de hoy sobre la inflación básica señalan un 0.2 % después de que la anterior publicación arrojase un porcentaje del 0.4 %. Estos son los datos más bajos de inflación básica en la zona euro que se han registrado jamás. ¿Qué significa esto?

Flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés). Se necesita más y más rápido de lo que muchos habían pensado.

Más flexibilización cuantitativa por parte del BCE

Para ser sinceros, el BCE ya había preparado a los participantes del mercado para la eventualidad de unos datos de inflación más bajos. De hecho, el vicepresidente De Guindos había declarado que incluso era posible una caída en territorio negativo.

¿Por qué la situación es problemática para el banco central? ¿Por qué una caída de los precios de un período al siguiente es algo que un banco central no puede entender?

El problema parte de la falta de crecimiento económico cuando ocurre este fenómeno. La falta de crecimiento económico lleva a una reducción del empleo y a muchos otros problemas. También, los precios más bajos posponen el consumo y todo ello hace que se entre o se profundice en una recesión económica.

Los datos de hoy implican que el BCE tomará medidas este año. Como ya tiene la tasa de facilidad de depósito por debajo de cero y aun así la inflación amenaza con convertirse en deflación, no es probable que el BCE baje aún más los tipos de interés.

Por lo tanto, de nuevo tendrá que venir al rescate la buena y vieja flexibilización cuantitativa. El BCE está listo para tomar más medidas este año o, de lo contrario, enviará una señal equivocada a los mercados.

El resto de bancos centrales enfrentan la misma situación, pero el BCE está atrapado al tener ya los tipos por debajo de cero ya desde hace varios años. De ahí que otros bancos centrales observen el experimento del BCE con las tasas negativas y tomen nota.

Sin embargo, ¿cuándo actuará el BCE? Hay posibilidades de que lo haga en la reunión de diciembre.