Home > Noticias > La economía de China realmente se ve amenazada por el fuerte golpe arancelario

La economía de China realmente se ve amenazada por el fuerte golpe arancelario

1 agosto, 2018 By Elvis Cárdenas

La autoridad Beijing-China se centró en garantizar la solidez financiera, como su batalla de intercambio con los Estados Unidos. Empezó a exprimir el desarrollo, lo que demuestra que podría surgir una sacudida más grande. Una reunión del martes del Buró Político, cuyos individuos son los principales jueces de intensidad en China, presentó las dificultades externas que enfrenta la segunda economía más grande del planeta.

Sin especificar específicamente la cuestión del intercambio con los EE.UU., un anuncio emitido después de la reunión por los medios estatales hizo obvio que la batalla es un riesgo extraordinario para el desarrollo y la estabilidad, superando problemas, por ejemplo, el control de las obligaciones. La economía china «enfrenta algunos problemas nuevos y nuevas dificultades», dijo el anuncio. «Hay cambios claros en la condición externa».

La reunión se produjo después de que la autoridad informara el martes temprano que los ejercicios de intercambio de China fluctuaban en julio, la principal información oficial que refleja el efecto de los impuestos estadounidenses, y se suma a las señales de que las tensiones cambiarias han comenzado a influir en el desarrollo monetario.

El desarrollo financiero de China ha estado en una desaceleración controlada durante una gran parte de esta década, reforzada en parte por simples tomas de crédito que han ayudado a hacer de la obligación un riesgo de largo recorrido para la economía de China. Con el desarrollo aún por encima del objetivo del 6.5% de la administración, el Sr. Xi se ha enfocado en las obligaciones y otros peligros relacionados con el dinero en el transcurso de los últimos años para poner a la economía en una posición más sólida.

Las rupturas corporativas

Dado que la cruzada está incurriendo en una lesión significativa. Están aumentando las señales de que el desarrollo monetario está perdiendo calidad, desde el debilitamiento del interés en las plantas hasta la pálida utilización de las unidades familiares y la expansión de las rupturas corporativas. La batalla comercial con los EE.UU. pone el desarrollo en un peligro mayor, lo que hace que la batalla de Mr. Xi parezca insostenible.

En los últimos tiempos, el banco nacional de China ha estado atrayendo tiendas al marco presupuestario de la nación. Los expertos cercanos están reiniciando emprendimientos que fueron detenidos debido a enfoques prohibitivos del pasado. Con medidas de alivio por adelantado, la reunión de estado anormal se preparó para adicionales.

El anuncio hizo un llamado para desarrollar medidas amistosas, por ejemplo, expandir el gasto público en parkways, ferrocarriles y otros marcos, y mantener condiciones de liquidez «razonables y suficientes» para obtener un crédito más simple. La proclama oficial, además, trató de calmar las preocupaciones de que Pekín podría contraatacar al intercambio hostil de la organización Trump centrándose en las organizaciones estadounidenses.

La mayor ronda de impuestos de EE.UU.

«Se garantizarán los genuinos privilegios de las organizaciones externas en China», dijo. En el mes más reciente, el Ministerio de Comercio de China, que supervisa la especulación exterior, enseñó a las autoridades cercanas a evaluar cómo es la mayor ronda de impuestos de los Estados Unidos hasta la fecha el 25% de los impuestos sobre $34 mil millones de mercancía china forzada hacia el inicio de julio, influir en las organizaciones estadounidenses que trabajan en China, según las autoridades chinas.

Específicamente, las autoridades están buscando señales de organizaciones que posiblemente muevan oficinas fuera de China. Eso sería un golpe a los esfuerzos de Beijing para atraer capital externo y mantener a las personas utilizadas en un período de contienda monetaria. Las más recientes descripciones de autoridad de líneas de producción y cooperativas especializadas apuntan a una demanda residencial frágil.

Las organizaciones que habían estado acumulando envíos para permanecer por encima de aranceles más altos pueden haber obstaculizado la generación y la especulación, dicen los analistas de negocios. «Los efectos de los impuestos comenzaron a expandirse este mes», dijo Liu Xuezhi, un especialista financiero del Banco de Comunicaciones. El archivo oficial de los supervisores adquirentes se redujo a un mínimo de cinco meses de 51.2 desde 51.5 en junio, como lo indica la información distribuida el martes por la Oficina Nacional de Estadísticas.

Perturbaciones por las condiciones climática

El examen de julio fue algo más bajo que los deseos de los economistas. El subíndice de importación de la autoridad PMI cayó a un mínimo de 23 meses, mientras que el sub-registro de tarifas se mantuvo estable a causa de un yuan más débil, dijo Julian Evans-Pritchard, especialista financiero de Capital Economics. A pesar del contacto comercial, las perturbaciones causadas por las condiciones climáticas, por ejemplo, el escandaloso calor y las tormentas tropicales, se agregaron al atasco de troncos, según Zhao Qinghe, un investigador de la oficina.

Tanto la generación como la solicitud se debilitaron en julio. Un sub-registro que mide la creación cayó a 53.0 desde 53.6, mientras que el nuevo archivo de solicitudes cayó a 52.3 desde 53.2. Independientemente de la caída de julio, el archivo general se ha mantenido por encima del sello 50, que aísla una extensión de acción de una compresión, por alrededor de dos años.

Una medida oficial de acción fuera de las entradas a la planta de China, también impulsada el martes, cayó a un mínimo de 11 meses en julio, ya que el montaje y el desarrollo de los ejercicios de refrigeración pesaron en la parte. «La información actual es confiable con nuestra visión de que la economía de China está en camino de retroceder aún más este trimestre y el próximo, lo que desencadenará una mayor facilitación de la estrategia», dijo Evans-Pritchard.

Pekín ha intensificado sus esfuerzos para potenciar el desarrollo financiero en los últimos tiempos, una señal de que la legislatura está progresivamente preocupada por la disminución del desarrollo a medida que aumentan las tensiones cambiarias.