Home > Noticias > La división de GOP en la economía llega a un punto crítico con la elección de la Reserva Federal

La división de GOP en la economía llega a un punto crítico con la elección de la Reserva Federal

20 octubre, 2017 By Elvis Cárdenas

A pesar de que a principios del 2018, luego que el presidente Trump establezca quien va a tomar el mando del banco central, los republicanos tienen la oportunidad de poder cambiar el rumbo del banco central. Esto, después de haber hecho críticas de la Reserva Federal durante 8 años. Pero, a pesar de todo esto, un mal de los cuales siempre atrae ciertos problemas, están divididos sobre la dirección de la política monetaria.

Los republicanos han mantenido esas ganas provocativas de oprimir a la Fed limitando su discreción y causandoles más escrutinio. Tan así que les replicaron que su política les dañaba el trabajo a los ahorradores y distorsionaba los mercados, ya que sus tasas de interés eran demasiado bajas.

Muchos también están en descontento hacia los republicanos, ya que tienen con la visión de recortar impuestos y el crecimiento económico más rápido en el horizonte, hay cierta incongruencia dentro de algunos integrantes del mismo partido, pues afirman que al hacer esto podría interrumpir los mercados o cortar el crecimiento económico al querer elevar las tasas para mantener la inflación controlada.

Políticas de dinero fácil

Tony Fratto, quien trabajó en la administración de George W. Bush exactamente en asuntos económicos, declaró que no está seguro de que exista una forma concreta en que los republicanos tomen en consideración a la Reserva Federal, con tan solo preguntar si quieren un presidente nuevo de la Fed, ya se sabe por dónde viene todo.

Trump no ha tomado la decisión aun de quien se encargara de la Fed, y ya entre ellos hay disputas. No es un secreto las críticas que le han hecho al banco central por sus políticas de dinero fácil, de los cuales los críticos de la Fed, el economista John Taylor de la universidad de Stanford y Kevin Warsh, ex gobernador de la Fed, han pedido varios cambios al momento de la toma de decisiones por parte de las autoridades respecto a los críticos conservadores republicanos de la misma Fed.

La actual presidenta de la Fed, Janet Yellen y el republicano y gobernador Jerome Powell, han establecido un nuevo enfoque gradual con el que los demócratas y republicanos moderados han apoyado, y es la de revertir los programas de estímulo de la Fed. Gary Cohn, el principal asesor económico de Trump, no ha facilitado muchas pistas sobre cuál sería su posición en la política monetaria.

Lo esperado e que Trum anuncie el nuevo presidente de la Fed antes de viajar a Asia, el 3 de noviembre, respondiendo en una conferencia, que le gustaban todos los candidatos, y que siente un gran respeto hacia los 5 finalistas.

Política monetaria

Steven Mnuchin, quien es secretario del Tesoro, mantiene estrecha amistad con el señor Powell, gracia a su buena relación de trabajo que han formalizado durante los últimos 7 meses, quienes trabajaban con temas de la regulación financiera. Peter Conti-Brown, historiador y profesor asistente de la Escuela de Wharton de la Universidad de Pensilvania, hablo de la poca diferencia que hay entre Yellen y Powell, dando fe que Powell representa la visión técnica de lo que debería ser una política monetaria sin importar quien está al poder.

Los republicanos están conscientes de la posición de cada candidato. Warsh, quien fue gobernante de la Reserva Federal en periodo del 2006 al 2011, ha sido en parte beneficiado por los republicanos que añoran cambios en la Fed, pero que tienen claridad en el asunto de que es un astuto político que podría no subir las tasas si Trump estimula las políticas económicas, además que sus críticas han irritado a varios cargos importantes de la Fed.

Por otra parte a pesar de que Yellen argumenta en contra respectos a cambiar las reglas financieras, los otros candidatos se mantiene tranquilos y a su vez más comprensivos proclamando que las regulaciones deberían reducirse.