Home > Noticias > La dimisión de Abe no parece influir en el yen japonés

La dimisión de Abe no parece influir en el yen japonés

9 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

El JPY lleva un año interesante. Vista a largo plazo como una divisa sólida, parece estar buscando una dirección ahora cuando uno analiza el par USD/JPY.

La debilidad general del USD parece no haberse materializado respecto al JPY. Es más, el JPY hasta se ha debilitado frente al USD, aunque en general cotiza en rangos estrechos de consolidación.

No es sorprendente, al menos, por dos motivos. El primero de ellos es el diferencial de los tipos de interés entre ambas monedas, que casi ha desaparecido, pues la Reserva Federal ha reducido los tipos de interés a cero. La segunda razón es que estamos en año de elecciones en Estados Unidos y el par USD/JPY suele consolidarse antes del resultado final, que en esta ocasión tendrá lugar en noviembre.

La dimisión de Abe se produce sin pena ni gloria

La noticia de que el primer ministro Abe dimitirá por problemas de salud hizo que el JPY se disparase. Abe es el responsable de Abenomics: un conjunto de medidas que ha estado apoyando desde hace años para debilitar la moneda local y facilitar así que el Banco de Japón alcance el objetivo de inflación del 2 %. Todo ello se hacía y se hace con la intención de estimular el crecimiento económico de la nación.

Con la noticia de su dimisión, la reacción lógica era que los pares del JPY cayesen debido al temor de que el Abenomics se abandonase. La reacción duró un fin de semana, ya que el sucesor de Abe parece ser que no va a renunciar al antiguo plan y no va a cambiar demasiado.

Desde 2013, las acciones japonesas han ofrecido notorios rendimientos, principalmente, por las decisiones de política monetaria del Banco de Japón. El banco compró (y sigue comprando), ETF (fondos cotizados) de renta variable a un ritmo vertiginoso: mientras esto continúe, las posibilidades de dejar a un lado Abenomics son iguales a cero.

Teniendo en cuenta que el sucesor de Abe proviene de la misma facción, no hay razón para esperar un cambio de política. Por lo tanto, los mercados frenaron rápidamente el fortalecimiento inicial del yen y, en algunos casos, por ejemplo, el del EUR/JPY, incluso alcanzaron nuevos máximos si se compara con los máximos marginales anteriores al comunicado de prensa que reveló el acontecimiento tratado.

Lo fundamental aquí respecto al JPY es su rendimiento frente al USD. Este es el principal impulsor y el centro de atención de muchos inversores. A menos que el USD/JPY se mueva de forma decisiva, de una manera u otra, es probable que el JPY se siga negociando en un rango relativamente estrecho.

Las elecciones en los Estados Unidos pueden cambiar las cosas. No importa quién gane, el JPY reaccionará seguramente con fuerza al resultado final. Si Trump renueva mandato, es probable que las tensiones entre Estados Unidos y China continúen. Si Biden gana, las expectativas de ver una política norteamericana respecto a Asia diferente son palpables.

En cualquier caso, el JPY, y en particular el USD/JPY, está preparados para moverse de forma agresiva.