La destrucción de empleo no cesa en Estados Unidos

Mircea Vasiu mayo 22, 2020 0 Comentarios

En las últimas nueve semanas, más de 38 millones de estadounidenses han solicitado la prestación por desempleo. Este aumento es sideral si lo comparamos con el que tuvo lugar durante la Gran Recesión de 2008. En la semana del 16 de mayo, la cifra de solicitudes iniciales de desempleo se ajustó a los 2.5 millones. Respecto a la semana anterior, estos números suponen casi 250.000 solicitudes menos.

El mercado laboral, muy afectado

La buena noticia es que las solicitudes iniciales de desempleo han descendido. Sin embargo, la principal cuestión es si esos trabajos se podrán recuperar cuando la economía se abra completamente de nuevo.

Las instituciones políticas hablan de «nueva realidad» y «nueva normalidad» a medida que se lleva a cabo la afamada desescalada. En esta tesitura, los aviones volarán con menos pasajeros o los restaurantes tendrán que limitar el aforo, entre otras muchas restricciones.

Para las pequeñas y grandes empresas, esto se traducirá en reducciones de plantilla, pues ya no necesitarán tantos empleados debido a que la demanda se verá obligada a descender.

El informe también muestra que las solicitudes continuas de desempleo han llegado a los 25 millones, una cifra brutal que corrobora el fuerte impacto que ha tenido la COVID-19 en la sociedad estadounidense. Y es que más de uno de cada cinco trabajadores de los Estados Unidos se ha visto obligado a cumplimentar la solicitud de subsidio por desempleo en las últimas nueve semanas. Los estados más afectados son Georgia, Kentucky y Hawái. En estos, las solicitudes ya han atrapado al 35-40 % de la población activa.

Hay quien argumenta que la economía se está reconfigurando debido a la pandemia, y que esto conllevará la aparición de nuevos modelos de negocio. También que el estado asumirá gran parte del empleo o, al menos, en términos muy superiores a los que se habían podido ver hasta ahora. Puede que ambas tengan mucho de verdad.

Sin embargo, a medida que el mundo desarrollado entra en el tercer mes de la pandemia, las ofertas de trabajo disminuyen en consonancia. De acuerdo con Glassdoor, desde principios de marzo, se han destruido casi tres de cada diez puestos de trabajo en el mercado laboral estadounidense. Por otro lado, las ofertas de trabajo, desde esa misma fecha hasta mediados de mayo, se han visto mermadas en un 29 %.

Pese a todo, parece que esta caída se está desacelerando a medida que los diferentes estados van relajando sus respectivas restricciones y los establecimientos comienzan poco a poco a reabrir. Además, la demanda de trabajadores en sectores como el alimenticio, el de la seguridad, o incluso el del comercio minorista, ha empezado a aumentar semana a semana.

Pero no nos confiemos, ya que lo peor no ha pasado todavía. Una forma muy útil de saber si el mercado laboral se recupera, así como cuándo lo va a hacer, es echar un vistazo a las búsqueda en internet de «prestaciones por desempleo». Si dichas búsquedas caen, es que las cosas están mejorando.

De momento, el interés de los americanos por esta búsqueda ha sido más o menos igual que el de la semana anterior.

Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

La inversión es especulativa. Al invertir su capital está en riesgo. Este sitio no está destinado para su uso en jurisdicciones en las que las operaciones o inversiones descritas están prohibidas y solo deben ser utilizadas por dichas personas y en las formas legalmente permitidas. Es posible que su inversión no califique para la protección de los inversores en su país o estado de residencia, por lo que debe realizar su propia diligencia debida. Este sitio web es gratuito para su uso, pero es posible que recibamos una comisión de las compañías que presentamos en este sitio. Haga clic aquí para mas información.