Home > Noticias > La demanda de dólares, de moda una vez más

La demanda de dólares, de moda una vez más

15 junio, 2020 By Mircea Vasiu

En una semana en la que Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, hará tres declaraciones públicas, el USD parece estar nuevamente de moda, ya que los inversores buscan seguridad en la moneda de reserva mundial.

Las ventas en el mercado de valores en los últimos días sugieren que las restricciones de liquidez continúan y que las medidas del Tesoro de los EE.UU. son tan importantes como las de la Reserva Federal.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos está creando una reserva de efectivo

Para sorpresa de muchos participantes en el mercado, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos ha emitido más deuda que dinero nuevo ha emitido la Fed. A medida que la Fed iniciaba la compra de activos como respuesta a la crisis del coronavirus, también empezaban las emisiones del Tesoro de los Estados Unidos.

La recuperación del mercado de valores tras la caída en marzo de este año se ha atribuido principalmente a la apertura, por parte de la Fed, de líneas de swap del dólar. Una vez que la liquidez del dólar estadounidense hubo aumentado, los mercados se calmaron y comenzó una suave recuperación.

Sin embargo, al mismo tiempo, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos emitía deuda a un ritmo más rápido. Incluso, últimamente, ha creado un colchón de efectivo. Las matemáticas de este proceso (es decir, una emisión de deuda mayor que la compra de activos por parte de la Fed) llevan a una reducción neta de la liquidez del USD. Esta es una de las razones por las que el mercado de valores vendió la pasada semana y hoy parece más frágil (los mercados de futuros de los Estados Unidos señalan a otro débil comienzo).

La gran pregunta ahora es qué va a hacer la Reserva Federal durante la segunda mitad del año. Si el Tesoro sigue superando a la Fed, es probable que la reducción de la liquidez del dólar estadounidense ponga aún mayor presión en el mercado de valores. De ahí que, muy posiblemente, la Fed trate de superar las emisiones del Tesoro de los Estados Unidos para aumentar la disponibilidad de dólares. Esto, a su vez, debería crear más presión en los mercados de valores sobre los pares del USD y sentar una base para evitar la caída del mercado de valores de los Estados Unidos.

Para los participantes del mercado, el DXY (índice del dólar) es el indicador o punto de referencia con el que hacer comparaciones. Resulta que las condiciones de liquidez del USD conllevan cambios en el DXY hasta de dos meses. Dicho de otra manera, las operaciones del verano (es decir, junio, julio y agosto) deberían contemplar un DXY más bajo a juzgar por las medidas de la Fed de abril y mayo y una posterior inversión de esa tendencia según lo hecho por el Tesoro de los Estados Unidos.

Como siempre, los números no son tan simples. Debería ocurrir así en el caso de que tanto la Fed como el Tesoro de los Estados Unidos no hagan ningún cambio mientras tanto, lo que es poco probable si consideramos la gravedad de las actuales recesiones económicas.

Por lo tanto, lo más probable es que tanto la Reserva Federal como el Tesoro de los Estados Unidos continúen siendo actores muy activos en los mercados financieros internacionales para luchar contra el impacto de la recesión económica a causa del coronavirus.