Home > Noticias > La caída de los beneficios de las empresas de Estados Unidos

La caída de los beneficios de las empresas de Estados Unidos

1 octubre, 2020 By Mircea Vasiu

Uno de los mayores cambios que la administración Trump introdujo a raíz de su elección en 2016 ha sido la reducción de los impuestos corporativos en Estados Unidos. Era una de las promesas de la campaña electoral de 2016 y Trump la ha cumplido.

En 2017, la Ley de Recortes de Impuestos y Empleos (The Tax Cuts and Jobs Act) redujo la tasa del impuesto corporativo del 35 % al 21 %. La idea era animar a las empresas estadounidenses para que trajesen al país los dólares que ganaban fuera. Por ejemplo, empresas como Google, Apple o Facebook guardaban los ingresos ganados fuera de los Estados Unidos para evitar la alta tasa de impuestos.

El movimiento era importante para el mercado de divisas en ese momento. El USD se fortaleció de hecho a costa de las corporaciones que repatriaron sus beneficios en el extranjero. Pero las cosas han cambiado últimamente.

Continúa la caída de los beneficios de las empresas de Estados Unidos

El primer trimestre del año vio cómo las ganancias de las empresas estadounidenses caían en la asombrosa suma de 276 mil millones de dólares. Merece la pena mencionar al respecto un par de cosas: esto ocurrió antes de que la pandemia golpease el mundo occidental y, por empresas de Estados Unidos, no nos referimos solo a las compañías tecnológicas que hemos mencionado anteriormente sino que los datos hacen referencia a todas las empresas de todos los sectores.

La tendencia continuó en el segundo trimestre del año. Los beneficios de las empresas estadounidenses cayeron en otros 209 mil millones de dólares, lo que dejó el nivel de margen de las ganancias en solo el 9.4 % del PIB, un nivel que no se veía desde la gran crisis financiera de 2008-2009.

Lo curioso es que las empresas financieras estadounidenses han visto aumentar sus beneficios en el segundo trimestre mientras que el mayor impacto negativo ha procedido de las empresas nacionales no financieras y de sus actividades en el resto del mundo.

¿Por qué son importantes estos datos? Todo gira en torno a los números.

La idea de una reducción de la tasa del impuesto de sociedades era estimular a las empresas para que invirtieran más, ganasen más y pagasen menos impuestos. Pero una caída en los beneficios de las empresas reduce el impacto positivo del recorte en las tasas del impuesto.

La recesión provocada por el coronavirus ha tenido un gran impacto en las economías mundiales. No todas las empresas obtienen sus beneficios en línea ni todas ofrecen servicios relacionados con Internet para poder beneficiarse de los cambios en el comportamiento de los consumidores. Pensemos en las compañías aéreas, los cruceros, la industria del turismo en general, los hoteles, la producción de petróleo y las refinerías, y muchas otras más.

Una disminución de la rentabilidad general es algo normal durante las recesiones. Lo que es sorprendente en este caso es que la caída hubiese comenzado ya en el primer trimestre del año. Del mismo modo, el estímulo fiscal que proporcionó la administración Trump desapareció tan rápido como había llegado.

Una vez más, queda claro lo difícil que es preparar y ejecutar un plan comercial. Negocios sólidos con decenas de años de ganancias sólidas pueden simplemente quedarse sin clientes.

Este es el motivo de que la macroeconomía tenga un papel crucial en las operaciones financieras y la inversión. El panorama general ayuda a los inversores a elegir el camino correcto.