Home > Noticias > La bancarota de Grecia ¿en 20 días?

La bancarota de Grecia ¿en 20 días?

25 noviembre, 2011 By Equipo de EFXTO

Desde Grecia llegan noticias de que sólo dispone de dinero en efectivo para los próximos 20 días. De acuerdo con el gobierno griego, si no recibe el dinero prometido por Europa tendrá que dejar de pagar más de 2.800 millones de euros en bonos de deuda. Y aún más, no podrán pagar salarios a funcionarios ni pensiones. Es decir, la bancarota del país.

El dinero de los paquetes de rescate desde Europa no llega. Europa no se atreve a dar a Grecia el siguiente tramo de la ayuda porque no sienten que haya ninguna garantía de que los líderes griegos que saldrán de las próximas elecciones lleven a cabo las medidas de austeridad pactadas entre Grecia y la Zona euro en el pasado como condición a recibir el rescate.

Según Jean-Claude Junker, la zona euro quiere promesas y garantías de que, gane quién gane las elecciones programadas en Grecia para el próximo mes de Febrero, se pondrán en marcha las reformas acordadas. Junker pide estas promesas por escrito, y firmadas de forma personal, al recién nombrado primer ministro griego y a otros políticos del país Heleno. Estos documentos deberían presentarse en la próxima cumbre europea del 29 de Noviembre. Si los políticos griegos no se ponen de acuerdo y Junker no recibe esta promesa, no se dará luz verde a la llegada de los fondos de rescate a Grecia.

No hay duda de que Grecia necesita el dinero. El único obstáculo es Antonis Samaras, líder del partido Nueva Democracia, principal grupo político de la oposición al gobierno de Papandreu desde el 2009 y parte del gobierno de coalición heleno actual.

Samaras se ha negado a realizar esta promesa por escrito a la Unión Europea y a las medidas de austeridad propuestas por el FMI para Grecia ya que supondría, como contraparte, no cumplir sus promesas hacia los ciudadanos griegos. Por supuesto, la actitud de Samaras ha cabreado a la comisión Europea.

Los mercados financieros han respondido a esta situación provocando una bajada generalizada en todas las bolsas. Los inversores están siendo cautelosos y no están dispuestos a poner su capital en riesgo. Los mercados ya tenían desconfianza y esto no ha hecho más que aumentar el nerviosismo de los inversores que se han desplazado hacia activos más seguros. En el caso del mercado de divisas se han beneficiado divisas como el dólar estadounidense y el yen japonés.

Por el momento hay incertidumbre y habrá que ser prudente en el comercio del euro. La aversión al riesgo es la tónica dominante estos días en forex y cualquier evento podría llevar a la moneda Europa a derrumbarse.

Tags: