Home > Noticias > La amenaza de un daño económico permanente crece en los EE.UU.

La amenaza de un daño económico permanente crece en los EE.UU.

18 mayo, 2020 By Mircea Vasiu

Vivimos tiempos sin precedentes, de incertidumbre, por lo que, en términos económicos, es probable que solo en los próximos años sepamos quiénes son los auténticos ganadores. Pero una cosa que todos debemos asumir ya es que la vida, tal como la conocíamos, ha cambiado.

En las últimas dos décadas (o más), el índice de desempleo en los Estados Unidos y el número de empresas que se declaraban en bancarrota se movían de forma correlativa. Una regla básica dice que, cuando el índice de desempleo crece, el número de empresas que se declaran en bancarrota también crece. En esta ocasión no es diferente: si usamos la misma métrica, parece que nos espera un terrible escenario económico.

Es decir, el riesgo en este caso es que el daño económico producido por la pandemia sea permanente si continúa la correlación entre la tasa de desempleo y el número de empresas que se declaran en bancarrota. Lo que parecía un cierre «temporal» podría haberse transformado rápidamente en una pesadilla económica.

La estimación actual del crecimiento del PIB basada en los datos disponibles para el trimestre en curso muestra un increíble -42.8 %. El número refleja los resultados matemáticos del modelo. En lenguaje llano: solo considera los datos disponibles en este momento sin predecir el futuro impacto que la COVID-19 pueda tener.

De alguna manera, la sociedad tendrá que hacer frente a un descenso del 50 % en la producción del PIB. La Reserva Federal ya ha hecho su parte y está dispuesta a hacer aún más, pero puede que no sea suficiente.

Durante el fin de semana, el presidente de la Fed, Jerome Powell, declaró que la Reserva Federal está dispuesta, incluso, a comprar acciones individuales. Después de todo, ya comenzó la semana pasada a comprar fondos de inversión cotizados (ETF, por sus siglas en inglés), así que solo se trataría de ir un paso más allá. Además, después de que el jefe de economía del Banco de Inglaterra haya sugerido que está considerando los tipos de interés negativos, es poco probable que la Reserva Federal ignore este camino en el caso de que el peor de los escenarios se hiciese realidad.

En definitiva, si hay una entidad que conoce el impacto real de esta crisis sanitaria sobre la economía, esa es la Fed. Powell ha declarado que la economía tardará un tiempo en recuperarse, pero que, a largo plazo, lo hará. Cuánto tardará, nadie lo sabe.