Home > Noticias > J.P Morgan rompe con las expectativas de beneficios en el tercer trimestre

J.P Morgan rompe con las expectativas de beneficios en el tercer trimestre

14 octubre, 2020 By Mircea Vasiu

La temporada de ganancias del tercer trimestre ha comenzado, en primer lugar, con los informes del sector financiero. J.P. Morgan, uno de los mayores bancos de inversión del mundo, ha informado de sorprendentes resultados que han cogido por sorpresa a los participantes del mercado.

Obviamente, el impacto de la COVID-19 ha sido importante para el mercado. El centro de estas ganancias está en las provisiones para pérdidas de crédito que el banco hizo durante la pandemia. Para sorpresa de muchos, J.P. Morgan ha informado de provisiones mucho más bajas, solo 6100 millones, mientras que el mercado contaba con una cifra mucho mayor, de unos 2 mil millones de dólares.

Sin embargo, estas no han sido las únicas noticias positivas por parte del banco. El beneficio por acción (BPA o EPS, por sus siglas en inglés) también ha aumentado drásticamente, al igual que los ingresos de las operaciones.

Análisis de las ganancias del tercer trimestre de J.P. Morgan

La compañía ha informado de un beneficio por acción de 2.92 $ frente a los 2.35 $ que se esperaban. Además del fuerte BPA, la compañía recoge una impresionante subida en los ingresos por operaciones financieras, hasta un 30 % más sobre la base anual, unos 6600 millones de dólares. La mayor parte de este rendimiento procede de operaciones en los mercados de renta fija (hasta un 29 %) y en los mercados de valores (hasta un 32 %).

El banco prevé algunas dificultades en el avance del negocio fundamental, ya que los ingresos netos por intereses han bajado más de un 9 % anual. Sin embargo, esto no es una sorpresa dado el ambiente actual de bajos intereses. La compañía los ha compensado con mayores ingresos procedentes de operaciones financieras. Precisamente, si hablamos de estos, la compañía ha presentado un aumento del 20 %, por lo que el resultado son buenas noticias para los inversores de J.P. Morgan.

Además, J.P. Morgan ha fortalecido sus perspectivas de futuro con mejoras en la liquidez y el capital tal y como queda reflejado en el capital CET1, compuesto por el capital básico (principalmente las acciones ordinarias y reservas) más las participaciones preferentes y otros instrumentos híbridos.

A pesar de todo, los buenos datos del informe no han sido suficiente para hacer subir el precio de las acciones. Después de una reacción inicial positiva, la acción está hoy en 100.95 $, con una bajada del 1.61 % en línea con la tendencia negativa general que se vio ayer en los índices del mercado de valores.

J.P. Morgan es una empresa que paga dividendos con una rentabilidad del 3.57 % y una tasa de pago del 48.69 %. Además, muestra una tasa de crecimiento de cinco años del 16.17 % en los últimos siete años.

El sector financiero de los Estados Unidos, y más en Europa, ha experimentado dificultades debido a los bajos tipos de interés (incluso negativos en la eurozona). Por este motivo, la recuperación del sector financiero con fuertes resultados y resistencia ante la pandemia de la COVID-19 es una buena noticia para el conjunto del mercado de valores. Una vez más, J.P. Morgan fija altos estándares para la industria de la banca de inversión por lo que la competición europea tiene muchos problemas para igualar sus resultados.