Home > Noticias > Irán está dando no pocos palos

Irán está dando no pocos palos

17 febrero, 2012 By Equipo de EFXTO

Frente a un grupo variado de naciones intentando denegarle la capacidad nuclear, Irán tiene a su disposición lo que es sin duda un arma aún más poderosa – el precio del petróleo. Pero en este juego de alto riesgo el costo de uno y otro lado para conseguir lo que quiere es astronómicamente alto.

Los EE.UU. han impuesto sanciones paralizantes relacionadas con el petróleo y ámbito financiero; el embargo de la UE de petróleo estará vigente totalmente en junio. Irán informó que la amenaza de retirar los suministros de petróleo a seis países de Europa se producirá mucho antes de esa fecha. El período de seis meses para la aplicación, fue diseñada para permitir que países de la talla de Grecia, Italia y España buscaran nuevas fuentes de provisión. Estas sanciones, o la retirada de los suministros de petróleo tendrá un costo a ambos lados.

Las tensiones están aumentando todos los días y los mercados están reflejando la incertidumbre. El crudo Brent ha subido a $ 120 por barril y es inevitable que suba más alto si la situación continúa. Si Israel ataca las instalaciones nucleares de Irán e Irán lleva a cabo su amenaza de cerrar el Estrecho de Ormuz ,es totalmente probable que los precios alcancen niveles más altos que el récord anterior de US $ 147. Esto podría ser devastador para la economía global e Irán es muy consciente.

Con los suministros del cuarto exportador más grande del mundo en jaque se tendrá que pedir relevo a la OPEP para mantener la estabilidad de suministro y el precio, especialmente Arabia Saudí – otro archienemigo de Irán – que ya se ha comprometido a llenar el vacío. Vamos a ser  testigos de la corriente de compradores que acuden a los países del Golfo de Riad y otros para negociar nuevos suministros.

Hay poco para mitigar las posibles presiones alcistas sobre los precios. Los suministros de petróleo de Libia están volviendo a funcionar más rápido de lo esperado, el crecimiento en China – y por lo tanto la demanda de petróleo – se está desacelerando un poco y muchas naciones la zona del euro se tambalean al borde de la recesión. Pero en conjunto estos factores hacen muy poco para contrarrestar el efecto sobre los precios de asfixia de la ruta que surte el 20% del petróleo del mundo. Si Irán hace real su amenaza de cerrar el Estrecho de Ormuz, el costo de asegurar los envíos petroleros a otros productores de la región es probable que se dispare, evitar el área implicará viajes más largos en el mercado y temores sobre la viabilidad.

Sin embargo, en este punto en del tiempo ni China, Japón, India o Corea del Sur se han comprometido a apoyar las sanciones petroleras de Estados Unidos / Unión Europea. De hecho, pueden aumentar las compras como Irán se vea obligado a vender a descuento o incluso recurrir al trueque de su petróleo por los productos que esté teniendo mayor dificultad en comprar debido a las medidas de Estados Unidos destinadas a interrumpir la financiación del comercio.

Los EE.UU. y la UE se han comprometido con el camino de las sanciones a pesar del efecto sobre el suministro de petróleo y los precios. Irán se mantiene firme en su negativa a discutir su programa nuclear, a pesar de los daños a su economía y su moneda. El petróleo es el arma de elección para ambas partes y lo  que está en juego no podría ser de mayor impacto.

 

Michael Derks, Chief Strategist FxPro

Tags: