Home > Noticias > Invertir en momentos de estanflación

Invertir en momentos de estanflación

29 octubre, 2020 By Mircea Vasiu

Las acciones están cayendo en todo el mundo lideradas por las europeas y las estadounidenses.

En Europa, los nuevos cierres como resultado de la segunda ola de la pandemia son responsables del bajo rendimiento de las acciones. En Estados Unidos, la incertidumbre generada por las elecciones que tendrán lugar en unos pocos días junto con la ausencia de un nuevo paquete de estímulos han provocado el mismo resultado: precios más bajos para las acciones.

Sin embargo, a la hora de invertir, el horizonte temporal se expande a más de unos cuantos meses o un año. En lugar de eso, se habla de décadas para construir una cartera de valores y administrarla de forma apropiada. Incluso, una inversión activa no implica alterar la cartera cada dos días.

La pandemia del coronavirus ha supuesto una recesión económica para todo el mundo. Junto con ella, el peligro de estanflación: un fenómeno económico que aparece en períodos con alta inflación y alto desempleo.

¿Qué podemos esperar en períodos de estanflación?

Si bien los datos de desempleo ya son muy altos, la inflación todavía no ha alcanzado al mundo desarrollado. De hecho, los bancos centrales siguen luchando contra la amenaza de la deflación (por ejemplo, el BCE). Sin embargo, algunos bancos centrales, como la Fed en los Estados Unidos, han creado el marco adecuado para buscar una inflación más alta, ya que ha cambiado su mandato hacia un objetivo de inflación promedio. Es más, ha anunciado que está dispuesta a permitir que la inflación sobrepase el objetivo. Por lo tanto, podríamos ver fácilmente una inflación muy superior al 2 % y una Fed que no haría nada al respecto.

En el caso de que se den a la vez una alta inflación y un alto índice de desempleo, la estanflación conduce a interesantes comportamientos en el sector del mercado de valores. Contamos con tres períodos del pasado, bien conocidos, que proporcionan un ejemplo de lo que se puede esperar si la estanflación llega a ser una realidad.

Las acciones discrecionales tienden a tener un mejor rendimiento durante períodos de estanflación. Se trata de acciones cíclicas o empresas que producen bienes y servicios no esenciales. Les siguen las acciones industriales, sanitarias y financieras. Por otro lado, si comparamos el rendimiento real promedio de los tres períodos que se reflejan en la imagen superior, vemos que las empresas de servicios públicos y las compañías de telecomunicaciones tienden a tener un rendimiento inferior durante la estanflación.

Sin embargo, todo esto son solo estadísticas. Lo bonito de operar e invertir es que ningún período es igual a otro y que las situaciones desconocidas crean siempre oportunidades. Las teorías económicas ayudan a los inversores a tener una opinión informada sobre la mejor forma de invertir según en donde se encuentre la economía dentro del ciclo comercial. Por eso, los inversores pueden cambiar fácilmente la cartera de valores de forma que obtengan el mayor beneficio de fenómenos macroeconómicos como la estanflación.

Tags: