Home > Noticias > Interpretación del informe NFP de julio 2020

Interpretación del informe NFP de julio 2020

10 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

El informe del NFP de julio 2020 confirmó lo que el presidente Trump tuiteó la semana pasada: un mercado laboral en clara mejoría. Sin embargo, si bien los titulares muestran datos que superan las expectativas, los detalles revelan un panorama contradictorio.

Desde que la pandemia del coronavirus alcanzó a los países occidentales en febrero de este año, el mercado laboral ha cambiado completamente. Todos los países han intentado proteger sus empresas y sus trabajadores mediante ayudas gubernamentales sin precedentes. No obstante, en algún momento, el impacto real de la crisis de la COVID-19 tiene que aparecer en los datos. Y ese momento llegó el viernes pasado con la publicación del informe NFP.

Fuerte repunte, pero un panorama general débil

El informe NFP de julio muestra un fuerte repunte en el número de puestos de trabajo y una tasa de desempleo que baja de forma significativa. Sin embargo, queda mucho para hablar de una recuperación total y cada mes que pasa revela lo inestable que es la situación.

Desde febrero de 2020, las personas más afectadas por la crisis del coronavirus han sido las que reciben los salarios más bajos. Casi el 30 % de todos los empleos que se han perdido pertenecen a esta categoría y los nuevos puestos de trabajo que se añadieron en julio solo recuperaron el 3 % de esa cifra. No obstante, la buena noticia es que la economía está en proceso de reapertura y las empresas han comenzado a recuperar a sus trabajadores.

El informe ha sido analizado en profundidad por los participantes en el mercado debido a las noticias contradictorias previas a su publicación. El componente de empleo de los dos informes ISM del mes de julio indicaba cifras débiles para el NFP, pero el presidente Trump sugirió que el informe NFP superaría todas las expectativas. De ahí que el USD operase en un tono mixto después de las noticias publicadas antes del informe del viernes.

Lo que resulta interesante es que la información señala que la industria de salarios más altos, que no se había visto afectada directamente por la pandemia, es ahora el tercer sector industrial más afectado. Asimismo, mientras el desempleo por despido temporal se reduce, los empleos no temporales que se pierden siguen aumentando.

Mientras vemos, pues, un panorama confuso y lleno de contradicciones, hay algunas señales alentadoras en el informe NFP. Por ejemplo, el desempleo básico está disminuyendo. Considerado como uno de los valores más importantes para interpretar el informe NFP, el desempleo básico elimina los trabajadores temporales y se centra en la pérdida de trabajos permanentes. Sus cifras han caído por primera vez desde el inicio de la pandemia, lo que viene a ser una señal favorable que, además, ha hecho subir al dólar estadounidense en los tableros.