Home > Noticias > Intenciones Ibéricas

Intenciones Ibéricas

3 febrero, 2012 By Equipo de EFXTO

En marcado contraste con Grecia, es difícil ser demasiado crítico sobre las intenciones de los políticos de la Península Ibérica. El primer ministro portugués Pedro Passos Coelho ha puesto en marcha importantes medidas de austeridad destinadas a reducir el déficit presupuestario al 4% del PIB este año, contra el viento y marea para evitar  otra profunda recesión, y la relación deuda-PIB se espera que se estabilice en torno al 112% en 2013. Él también ha prometido llevar a cabo una segunda ronda de ventas de activos, lo que refuerza su compromiso con la prudencia fiscal.

Por desgracia, tras la reciente decisión de S & P para bajar la calificación crediticia de Portugal por debajo de los bancos de inversión de calidad, numerosos  gestores de dinero se vieron obligados a vender su exposición a la deuda portuguesa. Esto ha dado lugar a una muy fuerte corriente vendedora en la deuda portuguesa, con el rendimiento a 10 años alcanzando un 18,4% a principios de esta semana, ahora el 14,7%. Se podría argumentar que los inversores en Portugal están sobre-reaccionando, porque con el rescate de 78bln del año pasado, Portugal está básicamente financiado hasta el final del próximo año.

Asimismo, en España, Rajoy se centra en la reducción de la deuda y del  déficit, así como la aplicación de la tan necesaria transformación estructural. En un movimiento audaz de ayer, el ministro de Economía de Guindos, anunció que los bancos se les daría un año más para anotar sus malos préstamos inmobiliarios. También tendrían acceso a las instalaciones de rescate del gobierno. De Guindos señaló que los bancos se verían obligados a aumentar la provisión de los préstamos para terrenos urbanos y rurales y el 80%, pasando del 31% en la actualidad. Aunque este anuncio no afectará el déficit presupuestario, que elevará la deuda debido a que el Tesoro español tendrá que emitir bonos para que la equidad en el fondo de rescate bancario puede alzarse a partir de 9bln a 15bln.

Junto con Italia, a España se ha dado el beneficio de la duda en las últimas semanas, sin duda ayudado por la generosa LTRO a 3 años del BCE. Dos meses atrás el rendimiento a 10 años subió a 6,75%, mientras que hoy en día es inferior al 5%, la más baja desde noviembre de 2010. Para una economía sin crecimiento, un rendimiento del 5% sigue siendo demasiado elevado. Sin embargo, es claro que algunos inversores y bancos se han preparado para meter el zanco  en bonos españoles en las últimas semanas.

Las condiciones financieras de la Península Ibérica siguen siendo extremadamente frágiles. 

Michael Derks, Chief Strategist FxPro

Tags: