Home > Noticias > Impacto inicial de las elecciones en los EE.UU. sobre las materias primas

Impacto inicial de las elecciones en los EE.UU. sobre las materias primas

5 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

El día siguiente a las elecciones en los EE.UU. no ha provocado fuertes movimientos del mercado. A diferencia de 2016, cuando la victoria sorpresa de Trump sobre Hillary Clinton creó una gran volatilidad, los mercados de valores y de materias primas han reaccionado dentro de los parámetros normales.

Es importante destacar que la imagen del gráfico inferior muestra el cambio de los principales activos financieros antes de la apertura del mercado de Estados Unidos un día después de las elecciones. Básicamente, comprende la acción del precio después de que el mercado de efectivo cerrase el día de las elecciones y abriese al día siguiente.

En este momento, las elecciones en los Estados Unidos siguen sin estar decididas y es probable que el recuento de votos continúe. Por ejemplo, Pensilvania anunció ayer que no estarían contadas todas las papeletas hasta después del viernes. Con una carrera tan ajustada, mucho más de lo que muchos habían previsto, una gran cantidad de operadores se pregunta cuál será la reacción inicial del mercado.

Comportamiento de los activos financieros después del día de las elecciones

Las materias primas han reaccionado de manera diferente según la subcategoría a la que pertenezcan. Por ejemplo, los metales preciosos actúan como refugio seguro en una cartera de valores. De ahí que la plata, el oro y el platino hayan experimentado parte de las mayores caídas, con un 2.5 %, un 1.8 % y un 1.1 %, respectivamente. La idea que subyace a la caída de los metales preciosos es que, en un entorno sin riesgo liderado por los altos precios de las acciones, los inversores se desharán de los activos seguros y se prepararán para asumir más riesgo.

El petróleo ha sido el que ha presentado un mayor rendimiento. El crudo WTI y el de Brent han ganado más del 2 %. Los inversores se han visto animados por la perspectiva de más recortes por parte de la OPEP+ y el petróleo se ha sumado a la subida que ya había comenzado hacía unos días cuando rebotó más de un 15 % desde mínimos. Así pues, podemos asumir que la subida del crudo no ha tenido nada que ver con las elecciones en los Estados Unidos, sino con el propio desarrollo del mercado del petróleo dirigido por los cambios en el equilibrio entre la oferta y la demanda.

Desde el punto de vista sectorial, el sector energético ha superado con mucho los rendimientos previstos, mientras que el resto de sectores han quedado por debajo de lo que se esperaba. Al mismo tiempo, el mercado de valores, según el índice S&P500, ha subido y también lo ha hecho el índice del dólar.

El rendimiento combinado de los tres tipos de activos (materias primas, acciones e índice del dólar) refleja la incertidumbre que rodea las elecciones. Por ejemplo, acciones más altas y dólares también más altos no son algo que se vea con facilidad en un día cualquiera.

Una vez más, esto demuestra que, durante momentos de incertidumbre en los que ocurren muchas cosas desconocidas, lo mejor que se puede hacer es esperar a que se aclare el panorama antes de iniciar una operación. De esta forma, se evitan las reacciones del mercado poco habituales y la cartera de valores no sufre pérdidas innecesarias.