Home > Noticias > España, el país que más está sufriendo la pandemia de la COVID-19

España, el país que más está sufriendo la pandemia de la COVID-19

17 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

Uno de los países más afectados por la pandemia de la COVID-19 es España. Si hablamos de economía, en el segundo trimestre del año fue el que peor se comportó, con una contracción que superó la que se vio en el Reino Unido. Solo en el tercer trimestre, la economía del Reino Unido se contrajo más que la economía española.  

¿Por qué la comparamos con el Reino Unido? Porque, nos guste o no, a día de hoy, el Reino Unido es todavía parte de la Unión Europea. Sin embargo, si nos limitamos solo a los países que van a seguir siendo miembros de la UE, España es, definitivamente, el país más afectado.

Desafíos clave para la economía española y el euro

El propósito de un análisis macroeconómico es identificar los factores que pueden contribuir al deterioro de las condiciones financieras. Como ya vimos durante la gran crisis financiera de 2008-2009, un único sector (por ejemplo, el sector inmobiliario en los EE.UU.) puede ser responsable de una crisis que se extienda rápidamente a muchos otros países.

La economía española apenas tuvo tiempo para recuperarse después de la gran crisis financiera. De hecho, la crisis de la deuda soberana de 2012 representó otro serio desafío. Incluso antes de la pandemia, el desempleo juvenil en España era extremadamente elevado, con cifras de dos dígitos. Sin embargo, la economía se las arregló para crecer durante cinco años consecutivos.

Como resultado de la fuerte contracción económica que se ha visto en 2020, la desigualdad en los ingresos va en aumento. Asimismo, el empleo temporal es uno de los más altos de la Unión Europea, lo que hace difícil la interpretación de la verdadera naturaleza del mercado laboral.

La segunda ola de infecciones ha traído una nueva ronda de restricciones. Si bien no tan estrictas como el cierre que tuvo lugar en primavera, son lo suficientemente duras como para detener el crecimiento económico.

Y aunque la cuenta corriente sigue teniendo superávit, los flujos comerciales se han visto muy afectados por la pandemia. Además, España se ha visto gravemente golpeada en lo que constituye su principal fuente de ingresos: la industria del turismo. Con muy pocos viajes o prácticamente ninguno (las llegadas de turistas a España han bajado un 79 % en septiembre de 2020 en comparación con septiembre de 2019), la industria del turismo está sufriendo como nunca lo había hecho antes.

Como consecuencia de todos los factores que acabamos de presentar y de algunos otros, la economía española lleva camino de presentar sus peores resultados en el último medio siglo. No importa como lo digamos, lo que está pasando no es dovish ni hawkish para la moneda común. La Unión Europea es solo eso: una unión de diferentes naciones que van de la mano con el propósito de fomentar el crecimiento económico y el bienestar.

No es culpa de nadie que una pandemia esté golpeando el mundo. Sin embargo, el aumento de las desigualdades, el alto desempleo y el incierto crecimiento económico pueden hacer que ese sentimiento de culpa se extienda. Nadie debería subestimar la dificultad de salir a flote desde una recesión tan profunda.