Home > Noticias > ¿Es la inflación en Estados Unidos un problema? ¡Sí, pues está demasiado baja!

¿Es la inflación en Estados Unidos un problema? ¡Sí, pues está demasiado baja!

Los datos del índice de precios al consumidor (IPC) publicados ayer muestran que la inflación en Estados Unidos amenaza pero jamás se materializa. A pesar del enorme crecimiento de la oferta monetaria M2, la flexibilización pecuniaria y fiscal, la inflación no termina de llegar.

De hecho, los datos básicos, aquellos que excluyen el precio de la energía, fueron menos del 0.1 % en diciembre. En todo caso, la Reserva Federal debería preocuparse igualmente por esta falta de inflación.

El verano pasado se cambió el mandato y se pasó de un objetivo de inflación fijo a un objetivo promedio. Con ello, se dejaría subir la inflación por encima del 2 % durante un tiempo. Sin embargo, la inflación sigue amenazando con bajar por debajo de cero. Los inversores familiarizados con la situación del Banco de Japón no pueden sino comprar ambas situaciones. El Banco de Japón enfrentó algo similar en el pasado sin mucho éxito a la hora de impulsar la inflación hacia arriba.

¿Por qué la inflación está tan baja?

La respuesta corta sería que el dinero no se está gastando en donde debería gastarse. La pandemia del coronavirus ha provocado un apoyo monetario y fiscal exagerado en la economía de los Estados Unidos. Antes de la crisis sanitaria, la mera mención del llamado «dinero helicóptero» era más que suficiente para generar intensos debates en la comunidad financiera sobre la galopante inflación que provocaría. Lo que estos debates no contemplaban era el uso que se haría de ese dinero.

Para que nos entendamos: la incertidumbre sigue aumentando y se siguen perdiendo puestos de trabajo como señala el informe NFP de diciembre (se han perdido en el mes de diciembre de 2020 nada más y nada menos que 140 000 empleos). Por tanto, la mayor parte del dinero que reciben los hogares se ahorra o sirve para paliar deudas crediticias, pero, también, aunque suene raro, para invertir.

El nuevo dinero solo se traduce en precios más altos si se despliega en la economía real. Si esto no sucede, la inflación seguirá siendo moderada. En este punto, el problema no es que haya suficiente dinero alrededor, sino que el dinero no se utilice debidamente.

Los demócratas han prometido un mayor estímulo fiscal. Esto presenta el riesgo de llevar los precios de las acciones a niveles aún más altos, así como acrecentar la tasa de ahorro. Tal vez una mejor forma de estimular la economía sea la de encontrar una forma en la que los hogares utilicen los estímulos recibidos de forma más activa.

Lógicamente, esto no sirve para todos los hogares. Muchas familias tienen una necesidad imperiosa de alimentos y dinero para sobrevivir. Sin embargo, los estudios demuestran que una gran parte de los cheques recibidos hasta ahora han ido a parar directamente al mercado de valores y no a la economía real. No debemos esperar una inflación mayor mientras esta tendencia continúe.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Alt coin news

desuscribirse en cualquier momento

Una vez registrado, puede que recibas nuestras ofertas especiales vía correo electrónico. En ningún caso venderemos o compartiremos tu información con terceros de ninguna clase. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.