Home > Noticias > Elecciones presidenciales en Estados Unidos: Se acabaron las especulaciones

Elecciones presidenciales en Estados Unidos: Se acabaron las especulaciones

3 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

Las elecciones en Estados Unidos están a punto de llevarse a cabo, por lo que vale la pena echar un vistazo a lo que está en juego para los estadounidenses en este momento. Las encuestas muestran resultados disímiles, lo que no hace más que refrendar la dificultad que ya hubo en 2016 para vaticinar al vencedor. La situación es confusa, sin embargo, en esta ocasión y a estas alturas, ya han votado más estadounidenses en 2016 (y aún más se han inscrito para votar hoy).

El gráfico de a continuación recoge la evolución de los resultados de las encuestas en el último año. Vemos cómo la distancia entre ambos se viene reduciendo desde julio, sin embargo, Biden continúa siendo el favorito.

De todas formas, hablamos de una encuesta nacional. En 2016, las encuestas nacionales daban a Hillary como ganadora. Bueno, todas menos una: la encuesta de Trafalgar Group daba a Trump como ganador ya en 2016. ¿Y qué sucede en 2020? ¡Que la encuesta de Trafalgar Group vuelve a dar a Trump como vencedor!

Posturas de ambos candidatos en los temas candentes

Nuestra tarea no es la de predecir quién ganará, pero sí podemos mostrar diversos hechos sobre tan importantes elecciones. ¿Y por qué tan importantes? ¿Por qué todo el mundo lleva esperando este día desde hace tiempo?

Para empezar, el dólar sigue siendo la divisa de reserva mundial, y su valor se verá directamente afectado por el resultado de las elecciones: si gana Trump, seguramente el dólar se fortalezca; si gana Biden, probablemente se deprecie.

Por otro lado, Estados Unidos no deja de ser la economía más importante del mundo. Las políticas de Trump han estado apoyando en gran medida el proteccionismo y el aislamiento a favor del país por encima de todo. Por tanto, Trump significa seguir en la misma línea, algo que otros muchos países prefieren evitar debido a los aranceles que impone o las guerras comerciales que lleva a cabo. Por otro lado, Biden, seguramente, pondría a Estados Unidos de nuevo en la escena internacional como el líder del mundo libre, con las tensiones comerciales rebajándose hacia una mayor cooperación internacional.

Por tanto, con solo sopesar estos dos enfoques, se entiende por qué las elecciones de hoy son tan importantes para el futuro mundial. Trump no quiere cerrar la economía pese a la pandemia, mientras que Biden no ha sido claro al respecto. Trump prometió una vacuna inminente, pero muchos críticos argumentan que él es el máximo responsable de mala gestión frente a dicha pandemia. Biden, por otro lado, ha sido más prudente, y ha preferido prestar atención aquello que sostienen los científicos expertos.

Con todo, las discrepancias entre ambos muestran, una vez más, cómo de dividida está América. Si Trump gana de nuevo, América no solo seguirá dividida, sino también aislada. Si Biden gana, le llevará su tiempo cerrar las heridas provocadas por la anterior legislatura.

En cuanto a las encuestas, pierden su importancia en el mismo momento que la votación comienza. Hemos visto muchas sorpresas en el pasado, por lo que no podemos descartar que estas se vuelvan a dar en el futuro.