Home > Noticias > El USD no se debilita a pesar de la tendencia a la baja

El USD no se debilita a pesar de la tendencia a la baja

27 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

Uno de los mayores temores de los inversores es que un banco central debilite su moneda. El debilitamiento en el mundo de la política monetaria significa que hay una abrupta caída en el valor de una moneda. Tan abrupta que diluye el valor de ciertas inversiones denominadas en esa moneda.

La Fed en los Estados Unidos despertó hace poco esos temores. Y lo hizo por una buena razón. El USD ha caído en todos los tableros del FX sin que haya tenido lugar el más mínimo rebote.

El problema es que, mientras el USD es la moneda de la reserva mundial y la mayoría de la deuda del mundo está denominada en USD, otras monedas se aprecian. Por lo tanto, si bien un dólar más bajo es bueno para la competitividad de los productos de los Estados Unidos, lo cierto es que perjudica las exportaciones de otros países.

¿Cuánto es «demasiado»?

Se teme que las elecciones en los EE.UU. hagan que una nueva ronda de dólares inunden los mercados. El Congreso ya está considerando nuevas medidas de estímulo fiscal y eso ampliará más la brecha del M2 entre los Estados Unidos y el resto del mundo. Si eso ocurre, la actual consolidación del dólar no será más que eso, una consolidación, y comenzará una nueva bajada.

Sin embargo, si observamos la participación del USD en las ratios de reserva de los bancos centrales, vemos que el mundo no tiene otra alternativa al USD como moneda de reserva. Ciertamente, la ratio ha disminuido en las últimas dos décadas, pero el planeta todavía confía en el USD y su capacidad para preservar su valor. Por lo tanto, las teorías del debilitamiento están fuera de lugar mientras la participación del dólar en las reservas de los bancos centrales del mundo permanezca estable.

Así pues, ¿dónde están todos los dólares estadounidenses que la Fed está imprimiendo? Una gran parte de ellos van a la cuenta del Tesoro. Si se tiene más de un bien, pero lo mantienes guardado, su precio se mantiene relativamente estable. Pensemos en la industria de los diamantes como ejemplo.

La tarea de la Fed en un futuro próximo es encontrar una forma de mantener al USD relativamente estable mientras se continúa la impresión hasta que la pandemia desaparezca. A juzgar por cómo actuó la Fed en la anterior crisis, esta es, con mucho, la más desafiante a la que se ha enfrentado.

El discurso de apertura de hoy en el simposio de Jackson Hole por parte de Jay Powell dará una idea de lo que la Fed planea hacer en un futuro próximo. Con el USD al borde de nuevas caídas, La Fed tiene que ser muy cuidadosa en cuanto al tono que vaya a usar.