Home > Noticias > El significativo estímulo fiscal de Alemania sorprende a los mercados

El significativo estímulo fiscal de Alemania sorprende a los mercados

5 junio, 2020 By Mircea Vasiu

El gobierno alemán anunció el miércoles por la noche un estímulo fiscal adicional por valor del 4 % de su PIB, unos 140 000 millones de euros. Se sitúa a la cabeza de los países europeos en cuanto a apoyo gubernamental durante la pandemia, lo que demuestra que, cuando se quiere, se puede.

Antes de la crisis sanitaria, el Banco Central Europeo (BCE) y otras instituciones europeas hicieron un llamamiento a los países con grandes excedentes en sus cuentas para que incrementasen el gasto fiscal. A Mario Draghi, en concreto, se le conoce por pedir reformas estructurales y más gasto fiscal durante la mayor parte de su mandato como presidente del BCE.

Política fiscal vs. política monetaria

Mientras que la política monetaria se refiere a las medidas de los bancos centrales para influir en la oferta monetaria de una economía, la política fiscal hace referencia al gasto público. Ambas políticas, fiscal y monetaria, pueden influir en el crecimiento económico, sobre todo cuando las dos tienen el mismo objetivo. Una política monetaria expansiva unida a una política fiscal expansiva siempre produce mejores y más rápidos resultados que cualquier otra combinación entre las dos políticas.

El contundente estímulo fiscal anunciado por Alemania menos de 24 horas antes de la decisión del BCE del jueves coloca la respuesta alemana a la COVID-19 a un nivel de potencia tan alto como el de los Estados Unidos, sin incluir los estabilizadores automáticos (por ejemplo, el IVA).

¿Qué ha hecho Alemania exactamente? El paquete se centra en el consumidor, con la idea de estimular el gasto. En este sentido, el gobierno alemán ha anunciado un recorte temporal del IVA del 19 % al 16 % para la segunda mitad de 2020.

También ha reducido el impuesto sobre la energía y ha anunciado un bono de 300 euros por niño. Más aún, ha ofrecido nuevos incentivos para la compra de vehículos eléctricos. Estas son solo las principales medidas anunciadas, lo que importa es que el gobierno está actuando de forma activa en el área fiscal y tiene muchos fondos para apoyar medidas semejantes.

Se hace evidente que Alemania es uno de los países mejor situados para una recuperación durante la segunda mitad del año y 2021. Y todavía más, dado que Alemania es la mayor economía europea, el efecto derrame (spillover) estimulará a otras economías de la Unión Europea.

En definitiva, los alemanes dan un nuevo impulso a su economía, pero también una importante señal de confianza a Europa y a la Unión Europea. Como consecuencia, los contratos de futuros del DAX alemán (índice de acciones de las 30 compañías más grandes de Alemania) se desviaron más del 4 % tras el anuncio y, de esta forma, continúan el repunte que ya habían iniciado hace más de un mes.

El nuevo paquete fiscal parece adecuado para luchar contra la pandemia y Alemania ha respaldado los beneficios de una política fiscal anticíclica.