Home > Noticias > El sector servicios de los EE.UU. continúa su expansión en agosto

El sector servicios de los EE.UU. continúa su expansión en agosto

4 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

Ayer, el informe del ISM no manufacturero o de servicios confirmó lo que ya sabemos desde hace meses: el sector servicios continúa su ascensión a niveles anteriores a la crisis. Todavía queda mucho por delante, especialmente si consideramos que esto no es otra cosa que un índice de difusión y los datos muestran solo la mejoría, si la hay, con respecto al mes anterior.

Por lo tanto, si el informe del mes anterior muestra una contracción a 45 y el mes siguiente una expansión a 52, en conjunto el sector todavía estaría en contracción. Solo que este es el cuarto mes consecutivo que el informe del ISM no manufacturero muestra un incremento mes a mes. Además, el informe de agosto de 2020 es el tercero consecutivo que muestra un sector en expansión (es decir, los datos están por encima del nivel 50).

El índice de actividad empresarial sube en agosto

Hay muchos aspectos positivos en el informe del sector servicios de agosto. Para empezar, el índice de actividad empresarial, en 62.4, está dentro del territorio de expansión. Ha pasado de un 67.2 de julio al 62.4, pero sigue mostrando crecimiento, aunque a un ritmo más lento.

Los nuevos pedidos del mes han bajado del 67.7 al 56.8, pero de alguna manera todavía se las arreglan para permanecer en territorio de expansión. Lo que importa a la mayor parte de operadores e inversores a la hora de interpretar los datos del ISM es el componente de empleo del sector.

Y este es el único componente del informe de agosto que sigue contrayéndose. En concreto, no ha conseguido superar el nivel 50 desde que comenzara la crisis del coronavirus. En agosto, ha crecido desde el 42.1 al 47.9, una mejoría de 5.8 puntos, pero todavía por debajo del nivel 50.

Representa el único aspecto negativo del informe, aunque es uno muy importante. Su importancia se debe a que los Estados Unidos son una economía basada en el sector servicios y si este sector no es capaz de sumar empleos para volver al nivel anterior a la crisis, todos los otros componentes del informe del ISM no manufacturero probablemente solo estén indicando mejorías temporales.

En conjunto, es un buen informe previo a la publicación del NFP más tarde en el día de hoy. Muestra una economía estadounidense resistente, una que lucha por recuperarse, especialmente si tenemos en cuenta el componente de empleo.

Mirando hacia el futuro, lo que a los inversores les gustaría ver es una serie continuada de datos positivos. En concreto, cuantos más meses consecutivos logre el ISM no manufacturero permanecer en territorio de expansión, más rápido se recuperará la economía y volverá a los niveles previos a la pandemia.