Home > Noticias > El sector privado del Reino Unido se recupera

El sector privado del Reino Unido se recupera

24 junio, 2020 By Mircea Vasiu

El Índice de Gestores de Compras de Compuestos del Reino Unido, CIPS Flash, del mes de junio, muestra una clara mejoría del sector privado en dicho país: la fabricación y producción de compuestos alcanza el máximo de estos cuatro meses. Además, la actividad de las empresas de servicios también ha crecido en junio desde 29 (cifra final del mes de mayo) a 47.

El sector manufacturero resiste

Además de la mejoría generalizada y el repunte de la actividad, el sector manufacturero ha sorprendido a los mercados al dar motivos para creer en una recuperación más rápida de lo esperado a medida que la economía del Reino Unido reabre.

La confianza para lo que queda de año ha registrado un repunte al mejorar las expectativas de las empresas. Sin embargo, el gasto del consumidor continúa sin crecimiento y representa un obstáculo en el conjunto de la actividad empresarial.

Si tenemos en cuenta que la economía del Reino Unido levantará aún más las restricciones a partir del 4 de julio, los datos de ayer sugieren un retorno al crecimiento en el tercer trimestre. No obstante, el miedo sigue estando ahí y algunos piensan que el reciente repunte del último mes puede ser solo un efecto a corto plazo por la vuelta al trabajo de las empresas y que la recuperación a largo plazo se presenta llena de incertidumbres.

Los datos de IHS Markit también atenúan el entusiasmo que ha manifestado el Banco de Inglaterra (BOE) en relación al crecimiento esperado para 2021. Mientras que el BOE prevé una fuerte recuperación, con un crecimiento del PIB del 15 % el próximo año, Markit se muestra más prudente y habla de solo un 4.9 % en 2021, después de una contracción del 11 % en 2020.

Para una economía basada en los servicios, el avance de la producción manufacturera es mejor si va acompañado también por una expansión del sector servicios. Si bien este sector ha superado los datos publicados el mes pasado, todavía se muestra tímido y no alcanza el nivel 50.

No obstante, la columna vertebral del sector servicios del Reino Unido (es decir, los intermediarios financieros) se ha mostrado en el mes de junio como la actividad de mayor rendimiento, lo que ha llevado a suponer que la recuperación en el sector se producirá más pronto que tarde.

Si vamos más allá, lo que realmente es preocupante es el componente de empleo tanto en el sector manufacturero como de servicios. Las empresas han informado de un nuevo y brusco descenso en las cifras de personal, especialmente en el sector servicios.

En general, estamos ante un momento de mayor impulso en el sector privado que apunta a una posible alza en el tercer trimestre. Dependiendo del éxito de la reapertura (es decir, si no hay aumento en la tasa de infectados), la economía del Reino Unido estará o no lista para recuperarse aún más.

Sin embargo, sin una recuperación más fuerte del sector servicios, el PIB tendrá dificultades para crecer, a pesar de los buenos resultados del sector manufacturero. El centro de atención está ahora en 2021, ya que 2020 parece haberse acabado desde una perspectiva de crecimiento económico.