Home > Noticias > El sector M&A retrocede durante la pandemia

El sector M&A retrocede durante la pandemia

13 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

Una de las principales fuentes de crecimiento económico y de expansión en una economía proviene de un sector inesperado: el sector de fusiones y adquisiciones (Mergers and Acquisitions, M&A). Los inversores que se interesan por un mercado específico estudian la actividad del M&A a los largo de los años, ya que proporciona mucha información sobre la intensidad y la fortaleza del crecimiento económico. 

Por ejemplo, un sector M&A fuerte significa que, como promedio, el número de fusiones y adquisiciones se incrementa cada año, ya que las corporaciones intentan ampliar sus negocios. Así es, exactamente, un sector privado que goza de buena salud: empresas que amplían su actividad tanto en los comercios nacionales como extranjeros a través de la adquisición de otras empresas o de una fusión con ellas. En otras palabras, se trata de encontrar sinergias y aprovechar al máximo la innovación y el crecimiento.

La pandemia de la COVID-19 ha puesto un duro freno al sector de las fusiones y adquisiciones. Las empresas, al igual que los hogares, se lo tienen que pensar dos veces antes de hacer el mejor uso posible de su efectivo: ¿Expandirse o construir una especie de amortiguador o colchón hasta que la crisis quede atrás?

Qué le ha ocurrido al sector M&A a causa de la pandemia

Para empezar, muchas compañías se han visto obligadas a cerrar plantas de manufacturación, paralizar obras en construcción e, incluso, retrasar proyectos de inversión. Hasta cierto punto, los cierres locales son los responsables de esas medidas.

En el caso de una fusión o adquisición, no hay ninguna ley local que obligue a una compañía a comprar otra o a fusionarse con ella. En su lugar, es la compañía la que valora dos veces el costo de hacerlo o no. Los retrasos en algunos anuncios de fusiones o adquisiciones ya iniciadas generan gastos impresionantes. Es el caso de la compra por parte de Amazon de Deliveroo en el Reino Unido, la compra de Embraer por Boeing en Brasil o la anunciada compra de Tiffany por parte de LVMH en los Estados Unidos.

Estos son ejemplos de famosas fusiones y adquisiciones por la sencilla razón de que los inversores estudian atentamente el desarrollo de estas compañías y, por tanto, hay un seguimiento por parte de los medios financieros. Sin embargo, hay muchos otros ejemplos en el sector M&A que pasan desapercibidos y también se han pospuesto debido a la pandemia. Por ejemplo, en abril de este año, Alpha Tech Holdings en los Estados Unidos retiró su oferta de comprar una empresa francesa, EOS Imaging, por un valor de 100 millones de dólares.  O el caso de Pacific Village Group, una compañía europea de los Países Bajos que se retiró del acuerdo para adquirir Metlifecare, una empresa neozelandesa, por valor de mil millones de dólares.

Hay muchos otros ejemplos de este tipo en todas partes. Cuando una fusión o adquisición falla, hay costos suplementarios y adyacentes, ya que los abogados no cobran sus minutas, los impuestos locales no se pagan, la gerencia pospone la expansión, etc. Y todos estos costos, ahora, son provocados por la pandemia.

Una actividad fuerte en el sector M&A indica una economía saludable y, por qué no, un repunte a partir de la recesión. Por consiguiente, el posible incremento de la actividad de fusiones y adquisiciones puede actuar como un indicador importante del crecimiento económico que seguirá.