Home > Noticias > El retroceso de la MIFID II: un posible cambio de escenario para el par EUR/USD

El retroceso de la MIFID II: un posible cambio de escenario para el par EUR/USD

26 mayo, 2020 By Mircea Vasiu

Europa sigue experimentando muchos cambios mientras la pandemia del coronavirus continúa haciendo sentir sus efectos en las distintas regiones. Los países con mala situación fiscal se han visto golpeados con más dureza. Es el mismo problema de siempre, Norte vs. Sur, que sigue consumiendo a la eurozona desde que se introdujo la moneda común.

El par EUR/USD, en concreto, ha estado bajo una tremenda presión durante varios años. Cayó desde el 1.25 a menos de 1.07 debido al diferencial de la tasa de interés entre la tasa de los fondos federales y la tasa principal de refinanciación del BCE.

El fallo de Karlsruhe ha presionado al par EUR/USD, mientras que la iniciativa franco-alemana para compartir deuda común lo ha devuelto al nivel de 1.10. Pero hay algo más que se está gestando en Europa que puede hacer que los pares del euro y, en concreto, el par EUR/USD sean mucho más altos: el retroceso de la MIFID II (Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros).

El retroceso de la MIFID II

La MIFID II se creó para regular los servicios de la industria financiera dentro de la Unión Europea. Entre otras cosas, regula las operaciones extrabursátiles (OTC, por sus siglas en inglés, over-the-counter) para que se integren en los intercambios oficiales.

Desde un punto de vista legislativo, tiene sentido, ya que las bolsas de valores son más transparentes que las operaciones OTC. Por lo tanto, podemos decir que el objetivo es, entre otras cosas, el de controlar mejor los flujos financieros. Pero también es cierto que esto puede perjudicar los beneficios del sector bancario.

Un artículo de Bloomberg reveló la semana pasada que los legisladores están sopesando el retroceso de la MIFID II con la idea de lograr el apoyo de instituciones como BlackRock y el Deutsche Bank. Uno de los principales argumentos para impulsar el retroceso es que la MIFID II ha creado una carga administrativa para los intermediarios, lo que hace cada vez más difícil el acceso de los clientes minoristas a los mercados financieros.

En caso de que comience el retroceso de la MIFID II, el modelo de valor justo del par EUR/USD, que se basa en los costos de cobertura y el rendimiento relativo de las acciones de los bancos, indicará valores más cercanos al 1.25. Estos son solo flujos que repercuten en el euro debido a los bajos costos de cobertura. Además, el atribulado sistema bancario europeo recibirá una ayuda muy necesaria, ya que los bancos centrales inyectarán liquidez en el sistema de una forma sin precedentes.

Cuando se trata de los mercados financieros, primero surge un rumor y después un enfoque conocido como wait-and-see («esperar y ver») con la intención de tomar nota de la reacción del mercado. Si lo que hemos visto a mediados de mayo era solo un rumor destinado a preparar a los participantes del mercado para lo que iba a venir, la espiral del par EUR/USD puede que termine abruptamente.

Junto con la posibilidad de la deuda común europea, el amplio retroceso de la reglamentación es un dato positivo para el par EUR/USD. Puede ser el impulso que el par necesita para romper una consolidación de meses de 1.10-1.07.