Home > Noticias > El rendimiento positivo todavía es posible en el mercado de valores

El rendimiento positivo todavía es posible en el mercado de valores

Los inversores del mercado de valores son pasivos (es decir, siguen un índice) o activos (es decir, compran y venden empresas consideradas infravaloradas o sobrevaloradas). Estas son las dos categorías principales de inversores en lo que respecta al mercado de valores.

Independientemente de a la categoría a la que pertenezca, todo inversor quiere dos cosas: intentar comprar en los suelos y evitar comprar en los techos. Obviamente, nadie sabe a ciencia cierta cuánto se hundirá el mercado o cuándo dejará de subir. Sin embargo, es para esto para lo que todo inversor se prepara.

Con los índices del mercado de valores en máximos históricos a punto de terminar el año comercial, el riesgo es que, el que compre ahora, quizá esté comprando en el techo. ¿Y es eso tan malo?

Comprar en el techo

Mientras que son muchos los que temen invertir cuando el mercado está en máximos históricos, un estudio de JP Morgan parece indicar todo lo contrario. Lo que JP Morgan hizo fue comparar el nivel de inversión en máximos históricos con el de cualquier otro día al azar. Los rendimientos, calculados en periodos de uno, tres y cinco años, fueron mejores en promedio cuando se invirtió en los máximos históricos que en cualquier otro día.

En otras palabras, estadísticamente hablando, invertir en el mercado de valores de hoy en día ofrece altas probabilidades de rendimiento positivo. Por tanto, comprar en el techo no debería ser tan atemorizante como lo es comprar en el suelo. Después de todo, como ya se ha mencionado anteriormente, al comprar en el suelo, uno va en contra de la tendencia principal (a la baja). Sin embargo, cuando se compra en máximos, uno compra en base a la tendencia actual (al alza).

Las acciones todavía pueden rendir al alza en 2021. Este año ha mostrado una mayor divergencia entre las acciones de valor y las de crecimiento. Los inversores en valor se centran en encontrar compañías que están infravaloradas, mientras que los inversores en crecimiento favorecen a aquellas compañías con un fuerte crecimiento ganancial. No debería sorprendernos ver el valor intentando ponerse al día en 2021, como inevitablemente hace durante una expansión económica.

El consenso en torno a una recuperación fuerte de las economías del mundo durante la segunda mitad del año, siempre y cuando la vacunación dé los frutos esperados, está claro. También se cree que los beneficios de 2021 superarán a los logrados en 2019 y 2020, lo que contribuiría a aumentar los precios de las acciones.

En definitiva, los inversores no deben tener miedo en comprar cerca de los techos. Los riesgos de comprar en una caída son superiores a los de comprar cuando el mercado está al alza, por lo que apostar por unos precios de las acciones aún más altos en 2021 no es nada descabellado si tenemos en cuenta las circunstancias actuales.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Noticias de altcoins

desuscribirse en cualquier momento

Después de registrarte, también puedes recibir ocasionalmente ofertas especiales de nuestra parte por correo electrónico. Nunca venderemos ni distribuiremos tus datos a terceros. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.