Home > Noticias > El PMI manufacturero de los EE.UU. se recupera aún más

El PMI manufacturero de los EE.UU. se recupera aún más

4 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

Ayer fue el día del Índice de Gestores de Compras (PMI, por sus siglas en inglés) en la eurozona, el Reino Unido y los Estados Unidos. Los mercados se han centrado en la constante fortaleza o en las señales que indican que el reciente crecimiento económico se mantiene.

Como siempre, los datos del Índice Manufacturero de los EE.UU. (ISM, por sus siglas en inglés) eran los más esperados. Debido a su estrecha correlación con los mercados de divisas, tiende a dominar los titulares en detrimento de los PMI de otras partes del mundo.

Informe del ISM no manufacturero de julio 2020: lo bueno y lo malo

Lo bueno es que el número de los titulares ha superado las expectativas. Con un 54.2 sobre unas expectativas del 53.6, muestra una mayor expansión del sector manufacturero en los Estados Unidos.

Puesto que se trata de una encuesta, los encuestados han reflejado principalmente un optimismo temporal que se basa en la reapertura de la economía. Si bien algunas empresas informan de que los pedidos empiezan a aumentar, otras se quejan de los costos adicionales al tener que aplicar ciertas medidas de seguridad a causa de la crisis sanitaria del coronavirus. En general, parece que los pedidos que llegan lo hacen de forma lenta y existen importantes diferencias dentro del sector: algunas empresas de ciertas áreas se comportan mejor que otras.

El aspecto preocupante del informe de ayer es el componente del empleo. Con un número del 44.3, todavía se encuentra en contracción. Recordemos que, cuando se interpreta el PMI, el nivel 50 actúa como una barrera por debajo de la cual hay contracción en el sector y, por encima, expansión.

Cuanto más lejos estén los datos de ese nivel, mayor será el impacto.

Por otro lado, ha subido con respecto al 42.1 previo del mes de junio, pero todavía muestra un mercado laboral en contracción. Ahora bien, el sector manufacturero de los Estados Unidos no tiene un gran impacto sobre el PIB del país, pero no deja de ser un sector de gran intensidad en cuanto a mano de obra. Esto es particularmente importante en una semana en la que los participantes en el mercado esperan los informes sobre el empleo (nóminas privadas) y el NFP (nóminas no agrícolas).

Aparte de eso, los datos de julio parecen bastante sólidos. Los nuevos pedidos para la exportación y los pedidos atrasados han entrado también en la zona de expansión, lo que aporta una nota optimista sobre el crecimiento futuro de todo el sector.

El USD no ha mostrado una gran reacción ante las noticias. De alguna forma, esta es la semana del informe NFP y nadie se arriesga un lunes. Ganó terreno durante la sesión europea y después lo perdió durante la sesión norteamericana, ya que sigue religiosamente el mercado de valores.

Mirando hacia el futuro, el Informe Nacional de Empleo y el Índice no manufacturero completarán la previsión de los datos del NFP del viernes. Y sellarán el destino del USD en la primera semana de operaciones del mes.