Home > Noticias > El PMI del sector servicios de la eurozona experimentó una subida en mayo

El PMI del sector servicios de la eurozona experimentó una subida en mayo

4 junio, 2020 By Mircea Vasiu

El IHS Markit PMI® Compuesto de la Zona Euro muestra un notable rebote que ha llevado a la eurozona a experimentar sus mejores niveles de los últimos tres meses. Los principales baluartes han sido Italia (máximo en tres meses), Alemania (máximo en dos meses) y Francia (máximo en tres meses). Los datos recogidos por el informe muestran signos alentadores e indican que la eurozona parece haber tocado fondo en abril, lo que abre el camino a la recuperación económica, que parece haber empezado ya.

El Índice de Actividad del Sector Servicios (IASS) ha destacado especialmente: ha pasado de un terrorífico 12 en abril (mínimo histórico) a un 30.5 gracias a que el sector servicios se ha ido reactivando en todos los países europeos. La mejora se observa en el PMI final, un índice basado en diversas encuestas a los gerentes de compras del sector servicios.

Retos a los que se deberá enfrentar el sector servicios europeo

El sector servicios es clave en la economía europea. Europa centra gran parte de su rendimiento económico en esta industria. Su evolución afecta al PIB general de la zona euro. La pandemia de la COVID-19 restringió la actividad de dicho sector durante el mes de mayo. Por otro lado, aunque ahora parece estarse recuperando, el día a día pospandemia plantea innumerables desafíos para la industria y su desarrollo.

La reducción de empleo, así como la bajada de los precios de los combustibles y la energía en general, son algunos de los problemas que preocupan a los máximos responsables del sector servicios (mayo). Concretamente, las empresas alemanas se han mostrado sumamente pesimistas, aunque es verdad que el grado general de pesimismo de la zona euro ha disminuido si lo comparamos con el de abril.

Las perspectivas del sector servicios siguen siendo inestables. Después de todo, el PMI del sector servicios, si bien muestra signos de recuperación, también sigue señalando para la industria un escenario de contracción. Teniendo en cuenta que el gasto de los hogares se ha visto afectado por los altos niveles de desempleo, es lógico que el gasto de las empresas se haya reducido en consecuencia.

Se espera que la actividad empresarial de todo el sector aumente en el futuro próximo, ya que los países europeos están reabriendo sus economías y el optimismo parece aumentar cada día. Sin embargo, todo sigue dependiendo del coronavirus y cómo los países logren contener posibles rebrotes. Estos son una amenaza temible para cualquier recuperación ulterior del sector servicios europeo.

Es probable que el Banco Central Europeo (BCE) corrobore hoy las mejoras en los datos del PMI, aunque no debe sorprender que se muestre cauteloso ante lo que está por venir. De hecho, lo lógico es que mantenga la tasa de refinanciación estable en el 0 %, así como que añada más facilidades mediante el PEPP (Programa de compra de emergencia pandémica).

Un dato interesante de entre los compilados por Markit en relación a mayo es que los pronósticos del PMI prevén para lo que queda de 2020 una disminución del PIB europeo del 9 %, una cifra algo más optimista que la que recogen las proyecciones del personal del BCE. Y es que el BCE, por su parte, apunta a que la reducción del PIB será de entre un 10 y un 15 % para el mismo periodo de tiempo. A menudo, sus funcionarios señalan que lo más lógico es que los datos reales estén en algún punto intermedio.