Home > Noticias > El par EUR/USD se recuperó a un nuevo máximo de 23 meses

El par EUR/USD se recuperó a un nuevo máximo de 23 meses

24 julio, 2017 By Elvis Cárdenas

Los rendimientos de la eurozona se redujeron a medida que el dólar ganaba terreno, mientras que los rendimientos del Bund a 10 años cayeron por debajo del 0.50% y los diferenciales de la zona euro se estrecharon después de que las lecturas del PMI fueran más débiles de lo esperado. La renovación en los rendimientos largos está pesando sobre el par de divisas, pero los comentarios de Mersch confirmó el lunes que, pospuesto, no se cancela con respecto a la QE y es probable que veamos el BCE reducir volúmenes de compra de activos con el nuevo programa, que se espera que Comenzar a principios del próximo año

Técnicos

El par EUR/USD se recuperó a un nuevo máximo de 23 meses en 1.1694, y luego se deslizó durante el balance de la sesión de negociación, para cerrar el día. El apoyo se ve cerca de la media móvil de 10 días a1.1523. La resistencia se observa cerca de los máximos de agosto de 2015 en 1.1717. El impulso permanece positivo cuando el histograma MACD (divergencia de convergencia media móvil) imprime en el negro con una trayectoria inclinada hacia arriba que apunta a un tipo de cambio más alto.

Bundesbank registra fuerte crecimiento

El Bundesbank dijo en su último informe mensual que «la economía alemana probablemente siguió expandiéndose con un fuerte impulso en el segundo trimestre de 2017», y añadió que «impulsada por la demanda de productos alemanes en todo el mundo, la fuerte fabricación se está convirtiendo cada vez más en una de las principales Motor del crecimiento económico «.

Al mismo tiempo, la confianza de los consumidores, las condiciones favorables del mercado de trabajo y un repunte en las ventas minoristas sugieren que el gasto privado seguirá aumentando. Por lo tanto, la recuperación inicialmente impulsada por el consumo se está convirtiendo en el patrón de crecimiento alemán habitual de fuertes exportaciones y manufactura, algo que agregará a los críticos del gran superávit comercial y de cuenta corriente de Alemania.

El PMI cayó en julio

El PMI compuesto por la zona euro cayó a 55.8 desde 56.3, más de lo previsto, ya que la lectura de servicios se reduce a 56.8 desde 57.4 y el número de fabricación se mantuvo estable en 55.4. Markit destacó que el auge de crecimiento de la zona euro perdió impulso una vez más, después de haber caído el mes pasado.

El índice compuesto de la salida está en 6 meses bajo y mientras que los datos todavía sugieren que la economía comenzó el tercer cuarto en una base sólida el ritmo de la extensión se está desacelerando, que apoyará la reticencia de Draghi a comprometerse a QE que disminuye apenas todavía. Sin embargo, el crecimiento de las nuevas órdenes, los retrasos en el trabajo y el empleo permanecieron sólidos de acuerdo con Markit y, sobre todo, la fortaleza continua en la creación de empleo es alentadora, ya que sugiere que las compañías siguen siendo optimistas sobre la perspectiva.

El PMI francés y alemán se trasladó

El PMI manufacturero francés pudo haber logrado moverse hasta 55.4 desde 54.8, pero la lectura de servicios cayó de 56.9 a 55.9, dejando el compuesto en 55.7, por debajo del consenso de Bloomberg y desde 56.6 en el mes anterior. Los números alemanes parecen aún peores, con la lectura de la fabricación abajo en 58.3 de 59.6 y los servicios que caen de nuevo a 53.5 a partir de 54.0.

Mersch del BCE dijo que la Eurozona está viendo una recuperación resiliente amplia-basada. Mersch dijo que las «diversas medidas monetarias no convencionales que el BCE y otros bancos centrales han adoptado durante la crisis son un buen ejemplo de adaptación de la política a los cambios en la economía real». Sin embargo, añadió que si bien esas políticas se consideraban apropiadas, «al ser las respuestas necesarias y proporcionadas de los bancos centrales para cumplir su mandato de estabilidad de precios», «a medida que las condiciones se normalizan, es improbable que estas políticas sigan siendo necesarias».

El BCE sobre QE

Habrá muy pocos datos disponibles en el momento de la reunión del 7 de septiembre y los funcionarios son también reacios a hacer el tan esperado anuncio tan cerca de las elecciones generales alemanas. Diciembre, que ha sido señalado por el personal del BCE según se informa, es juzgado al menos por algunos como demasiado tarde para anunciar un programa de seguimiento de compra de activos al calendario actual, que se extiende hasta el final del año.

Esto deja la reunión el 26 de octubre como una opción más viable. Para entonces, el BCE tendrá las proyecciones actualizadas del personal de septiembre, pero también más datos salariales, que salen después de la reunión de septiembre. El BCE ha tendido a tomar decisiones en las reuniones con proyecciones de personal actualizadas y aunque octubre es claramente la opción preferida para aquellos que desean aclarar la situación, todavía existe la posibilidad de que el BCE espere hasta diciembre si la incertidumbre sigue siendo demasiado alta en ese momento De la reunión de octubre. El hecho de que Draghi insistiera en que el otoño no significa necesariamente septiembre, y que hasta ahora el personal no ha sido encargado de elaborar los detalles de un nuevo programa.