Home > Noticias > El oro sigue creciendo por la fuerte demanda de inversión

El oro sigue creciendo por la fuerte demanda de inversión

6 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

El oro ha superado el nivel de los 2000 $ y no ha parado hasta alcanzar los 2055 $ ayer. Para aquellos familiarizados con el famoso libro Memorias de un operador de Bolsa, de Edwin Lefevre, Livermore tenia un dicho: siempre que un mercado se prepara para una cifra redonda, no se detiene en ella.

Lo mismo ocurre con el oro. Estuvo un tiempo amenazando con romper el nivel de los 2000 $ y se las ha arreglado para romperlo de una forma aplastante: no se ha detenido hasta alcanzar 55 $ más. ¿Qué es lo que hace que el precio del oro suba y por qué los inversores continúan comprando el preciado metal amarillo?

Materias primas durante la crisis del coronavirus

Las materias primas, como el oro, se consideran una protección de las carteras de valores contra la inflación. Sin embargo, la inflación no se ve por ninguna parte (al menos, por ahora). Pero no solo el oro sube y está funcionando bien, la plata o la madera también lo hacen. ¿Están los inversores anticipando una espiral inflacionaria? ¿O es solo el dólar que baja de forma significativa?

Sin duda, el USD es un elemento clave de la ecuación. No obstante, el oro ha alcanzado un nuevo máximo histórico no solo frente al dólar estadounidense sino también frente al euro o el franco suizo. Dicho de otro modo, podemos afirmar que las monedas fiduciarias tienen un problema en relación con el oro.

Entonces, ¿qué hace que el oro suba? ¿El banco central? En realidad, no. La compra de oro por parte de los bancos centrales ha disminuido en comparación con 2019. En los primeros seis meses de este año, los bancos centrales compraron solo 233 t de oro, casi un 40 % que en el mismo período del año anterior.

¿Es la demanda de joyas? No. Ha caído a niveles sin precedentes, tal y como se supone que sucede en tiempos de crisis.

La única área que ha contribuido significativamente a la subida del oro es la de la inversión. Los ETF o Fondos de Inversión Cotizados han contribuido al alza del precio del oro, ya que los flujos de entrada se han acelerado en el segundo trimestre en comparación con el primer trimestre del año. Por ponerlo más claro: el flujo de entrada en ETF de la primera mitad del año superó el récord anual de 2009, un año que marcó la gran crisis financiera.

A no ser que cambie algo de forma decisiva, el precio del oro está preparado para continuar al alza. La única cuestión es cuánto más puede subir.

Los inversores están atrapados entre las acciones de las empresas tecnológicas y el oro, ya que el universo de renta fija ofrece un rendimiento negativo. Los bancos centrales han hecho un buen trabajo al impulsar los precios de las acciones mediante la bajada de los tipos de interés y haciendo menos atractiva la renta fija. Las materias primas y las acciones son un destino lógico para los fondos en tiempos de crisis. Y por acciones, nos referimos solo a las acciones de empresas tecnológicas.