Home > Noticias > El oro en los 1.5000 dólares por onza

El oro en los 1.5000 dólares por onza

21 abril, 2011 By Equipo de EFXTO

ORO: 1.500 dólares la onza

Son las 11:29 horas.  Desde hace una hora aproximadamente el oro se ha empeñado en sobrepasar con claridad la barrera de los 1.500 dólares la onza.  En su último impulso, realizado en estos últimos minutos, ya cotiza a 1.505,20 dólares la onza.  Máximos históricos.  Podremos tener la tentación de pensar que nos hayamos ante un dato meramente estadístico, sin mayor valor.  Nada más lejos de la realidad.  Allá cada cual con su interpretación.  El oro nos está enviando un mensaje muy claro; y, por cierto, muy poco alentador.

El oro es dinero.  la más antigua y sólida divisa de entre todas las existentes.  El oro no se puede crear de la nada, ni lo pueden crear los bancos centrales, tal y como nos tienen acostumbrados con el resto de divisas. Se pueden dar muchas razones para intentar explicar la imparable senda alcista del oro.  Algunos aludirán al problema inflacionista, otros pondrán su dedo en la depreciación del dólar, otros en los problemas financieros y económicos que ya definen a la época que nos ha tocado vivir.  Todas estas explicaciones son razonables y todas tienen razón.  Tras todas ellas descubriremos el aumento de la desconfianza de los inversores.

image

El oro, valor refugio por excelencia, es algo así como el termómetro del miedo.  Cuanto más alto su precio, mayor inestabilidad económica y social, y mayor incertidumbre hacia el futuro.  No es de extrañar, por lo tanto, que el oro haya alcanzado un nuevo récord en el entorno en el que nos encontramos.  Por que lo que se ve más allá de los mercados y de los datos macroeconómicos, da miedo.  La advertencia de Standard & Poor’s sobre los USA, las incertidumbres en torno al plan de “rescate” portugués, las dificultades de los bancos irlandeses y las que se prevén de los españoles, la posible reestructuración de la deuda griega, los “extraños” conflictos en Oriente Medio y Magreb, todo esto y mucho más hacen que el termómetro del oro se dispare.  Como ustedes recordarán, hace tan sólo seis años, en noviembre de 2005, el oro estaba a punto de perforar los 500 dólares por onza.  Entonces cundieron todas las alarmas.  Hoy, tan sólo cinco años y medio después, su precio se ha triplicado.  Piensen qué es lo que ha ocurrido desde entonces.  Está claro, ¿verdad?

El oro no sólo es el termómetro del miedo, sino que también actúa como un barómetro, prediciendo las tormentas que se avecinan aunque el cielo esté todavía despejado.  Así pues, el oro no sólo nos indica la situación de un contexto actual, sino que también nos anticipa las condiciones del contexto venidero.

Hay más razones para esta loca subida.  Razones que tienen como protagonistas a dos Entidades de las que se habla mucho últimamente.  Los Bancos Centrales y China.  Los Bancos Centrales, que antes eran vendedores de oro ahora ya no lo son.  Y China ha puesto a las acuñadoras de oro a funcionar.  La preocupación que despiertan en China las políticas monetarias de los Estados Unidos así como su desconfianza hacia el dólar ha convertido a China en el primer productor mundial de oro, y también en uno de sus mayores consumidores.  Esto solo se puede traducir en mayores y nuevas subidas de los precios del oro.

Tags: