Home > Noticias > El oro como valor refugio

El oro como valor refugio

29 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

El oro ha fascinado a generaciones de inversores y sigue haciéndolo. El metal amarillo forma parte de cualquier cartera de valores a largo plazo y ello por buenas razones.

Hoy en día, cualquier empresa de corretaje ofrece la posibilidad de negociar con oro. La negociación del oro o del par XAU/USD implica la especulación basada en los movimientos del oro frente a la moneda fiduciaria, el dólar estadounidense.

Sin embargo, especular con su precio no refleja el valor real que el oro aporta a largo plazo. El oro, como valor refugio, solo refleja su valoración cuando se mantiene en la cartera durante largos períodos de tiempo.

Dicho de otro modo, negociar o especular representa una actividad a corto o medio plazo que puede o no reflejar los auténticos beneficios que el oro aporta a una cartera de valores. No obstante, si miramos el panorama general, la lógica detrás de la posesión de oro resulta obvia.

El oro como inversión a largo plazo

Una rápida mirada al siglo pasado y descubriremos que el valor del oro ha sido impresionantemente estable durante todo este tiempo. Por ejemplo, se podía comprar un coche en la década de 1900 por unos 1000 $, lo que representaba aproximadamente cincuenta onzas de oro. En 2020, con unas cuarenta onzas de oro podríamos comprar un vehículo más que decente. También, una casa en Estados Unidos en 1900 tendría un costo de unos cinco mil dólares o 250 onzas de oro. En 2020, una casa normal cuesta 350 000 $, unas 200 onzas de oro.

Por supuesto que ejemplos como estos pueden parecer un poco exagerados. Se podría discutir que dependería mucho del tipo de coche. O habría quien dijera que dependería de la vecindad o el estado donde estuviese situada la casa.

Sin embargo, la idea es considerar el oro como valor refugio y ver si tiene las cualidades para serlo. Según todos los intentos y propósitos, las tiene.

El mundo ha cambiado de forma drástica en el último siglo. Pero el oro sigue siendo una de las pocas cosas que ha mantenido su valor sin importar lo que haya ocurrido. Las monedas fiduciarias, mientras tanto, han perdido valor frente al oro. ¡Todas ellas!

De ahí que, cuando se piensa en el oro y en los beneficios de su diversificación, debamos pensar en las cualidades que tiene a largo y muy largo plazo. Es verdad que especular con las fluctuaciones del mercado del par XAU/USD es una estrategia diseñada para proporcionar beneficios rápidos. Pero, si se piensa a largo plazo, el oro debe formar parte de cualquier cartera de valores.

Ciertos períodos estarán marcados por la consolidación a largo plazo del precio del oro. Otros, por caídas o bruscos avances. Pero, cuando se mueve, el precio del oro entra en correlación con otras monedas y es por eso que se trata de un auténtico valor refugio.

Tags:
Oro