Home > Noticias > El Nasdaq100 sube más del 40 % en 2020: ¿Puede continuar el repunte?

El Nasdaq100 sube más del 40 % en 2020: ¿Puede continuar el repunte?

3 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

El mercado de valores de los EE.UU. sigue presionando para alcanzar nuevos máximos a dos meses vista de las elecciones presidenciales. A medida que la carrera avance, aumentará la correlación del mercado con uno de los candidatos.

En 2016, cuando Hillary Clinton y Donald Trump luchaban por la Casa Blanca, el mercado de valores se puso del lado de Hillary. Una encuesta promedio sugería que ella iba a ganar y, entonces, el mercado de valores repuntó. Cada vez que las encuestas insinuaban que la brecha entre los dos candidatos se estrechaba, el mercado hacía correcciones.

Y eso se mantuvo hasta el día de las elecciones. Justo después, el mercado de valores subió como nunca lo había hecho antes. ¿Quién había Ganado? Donald Trump.

La moraleja de esta historia es que ningún día de operaciones bursátiles es igual que otro, de la misma manera que ningún ciclo económico es igual al anterior. Muchos ven que el mercado de valores está demasiado alto, pero estamos en un año de elecciones. ¿Qué pasará si esto es solo el comienzo de una subida aún mayor?

Desafío total para el análisis financiero tradicional

Los inversores técnicos y fundamentales intentan desesperadamente encontrar un argumento que justifique la actual subida. Después de todo, según los sistemas de medición tradicionales, la subida carece de sentido.

¿Cómo es posible que el índice Nasdaq100 haya subido un 40 % en un año de pandemia? La mayor parte de las economías y ciudades del mundo permanecieron cerradas durante un tiempo. De hecho, las empresas cerraron más rápido que durante la gran crisis financiera 2008-2009 y se encontraron con un camino lleno de incertidumbres. Además, millones de estadounidenses, e incluso más gente fuera de los Estados Unidos, se quedaron sin trabajo. ¿No se supone que el mercado de valores refleja la realidad económica?

Como siempre, la respuesta se encuentra en un punto medio. Es difícil elegir una visión extrema, porque el mercado cambia cuando la humanidad cambia. Y, con frecuencia, el mercado incluye expectativas futuras mucho más rápido de lo que nos gusta admitirlas.

Hay enormes cantidades de dinero a disposición de la gente. Las tasas de ahorro han alcanzado máximos históricos: ¿qué sentido tiene gastar y consumir cuando no sabemos lo que nos depara el futuro? La población se muestra reacia a ello. Trabajar desde casa se ha convertido en tendencia.

Pasar más tiempo conectados implica una mayor exposición a las noticias de los mercados financieros. Además, una nueva ola de casas de corretaje busca como objetivo las generaciones más jóvenes. Hoy día, con tan solo 1 $, se puede invertir en el mercado de valores de los EE.UU. gracias a las acciones fraccionadas. Algo así como ser dueños de una porción del pastel.

Lo que se quiere decir es que el mercado refleja una nueva realidad. Si permanecemos anclados en la anterior, corremos el peligro de perder las oportunidades que nos aguardan.